6.000 hectáreas arrasadas por el fuego y seis municipos desalojados

Fuego arrasando Sierra Bermeja. | Lechuza Inquieta

Agencias / Redacción Estepona | Las últimas estimaciones ascienden a 6.000 las hectáreas afectadas y apuntan a que buena parte de los 40 kilómetros de perímetro de las llamas ya se han dado por estabilizados. Sin embargo, una pavesa ha provocado un nuevo frente del incendio que es el que ha obligado a desalojar Jubrique y Genalguacil. 

La dirección operativa del Plan Infoca ha decretado por sexta vez este domingo el desalojo preventivo de dos nuevos municipios: Júzcar y Alpandeire, que se suman a los de Jubrique, Genalguacil, Faraján y Pujerra. Poco antes, la dirección operativa del Plan Infoca ordenaba el desalojo de carácter preventivo de los municipios de Faraján, con 248 vecinos censados, y Pujerra, con un censo de 294 habitantes, debido al incendio de Sierra Bermeja, en el sudoeste de la provincia de Málaga. Esta evacuación preventiva ha sido decretada este domingo y es el tercer desalojo que se ordena esta mañana, como ya ocurriera con Jubrique y Genalguacil, de forma anticipada y con las máximas medidas de seguridad, según ha informado hoy Emergencias 112 Andalucía.

El incendio ha calcinado 6.000 hectáreas y mantiene a dos millares de personas desalojadas. El Infoca ha comunicado que el pinsapar se ha visto «mínimamente» afectado. El subdirector  del Centro Operativo Regional del Infoca, Alejandro García, explicaba por la mañana cómo una pavesa ha generado un incendio totalmente distinto cuyos frentes han acabado por unirse. Junto al Consejero de la Presidencia, García ha explicado que el incendio original estaba ya en condiciones de ser estabilizado pero esa «posible aunque no previsible» pavesa ha provocado un nuevo frente de llamas. 

Solicitan la intervención de la UME… cuatro días despúes

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias de España solicitaba al Ministerio de Defensa la activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para intervenir en el incendio. Poco después salía de la Base de Morón, en el término de Arahal (Sevilla), para sumarse a las labores de extinción del incendio de Sierra Bermeja, en el sudoeste de la provincia de Málaga.

Los militares desplegados serán 128 efectivos tendrán base al norte de la localidad de Jubrique, municipio que ha sido desalojado de forma preventiva esta mañana. Un pelotón de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha salido esta mañana de la Base de Morón, en el término de Arahal (Sevilla), para sumarse a las labores de extinción del incendio de Sierra Bermeja, en el sudoeste de la provincia de Málaga. A primera hora de la mañana, el gobierno andaluz solicitó la intervención de esta unidad del ejército.

Altogacín y Ronda acogen a los desalojados por el incendio

La dirección operativa del Plan Infoca ha ordenado el desalojo de carácter preventivo de los municipios de Alpandeire, Júzcar, Jubrique, Genalguacil, Faraján y Pujerra debido al incendio de sierra Bermeja, en el sudoeste de la provincia de Málaga. Los desalojados han sido acogidos en Algatocín y en Ronda donde la Cruz Roja y los servicios de emergencia están habilitando espacios en previsión de que la mayoría tenga que pasar la noche en esos lugares. 

Jubrique tiene un censo de 523 personas; Genalguacil cuenta con unos 400 vecinos; Faraján contabiliza 248 vecinos y Pujerra 294 habitantes, lo que se une al millar de vecinos que ya había desalojados de otros días. Alpendeire y Júzcar tienen 263 y 214 habitantes, respectivamente. Para estos desalojos también se ha contado con autobuses y vehículos adaptados con más de una decena de plazas para personas de movilidad reducida.

La dirección operativa del Plan Infoca está ordenando nuevos desalojos preventivos y se teme que pueda haber un nuevo pirocúmulo o nubes de humo que pueden contener partículas de fuego.

Una pavesa «no previsible» ha provocado un incendio distinto

El nuevo incendio provocado por las pavesas ha creado un nuevo frente que se ha unido al original pero que permanece sin controlar y que ha obligado al desalojo de seis localidades: Alpandeire, Júzcar, Jubrique, Genalguacil, Faraján y Pujerra.

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, junto con el subdirector del Centro Operativo Regional (COR) del Infoca, Alejandro García, han informado desde el Puesto de Mando Avanzado, en Estepona, de los cambios que se han producido durante la noche y primeras horas del día y que han hecho que se haya tenido que decretar el desalojo preventivo de las poblaciones de Genalguacil y Jubrique.

El subdirector del COR ha recordado que las cuatro zonas que en la noche del sábado preocupaban al Infoca «han ido bien, han funcionado razonablemente bien». Es más, el primer incendio «hubiese estado en condiciones para acometer su estabilización completa», sin embargo, la pavesa ha sido una «circunstancia sobrevenida: es algo posible pero no previsible y ha generado un nuevo incendio». «Tenemos otro incendio en Sierra Bermeja causado por una pavesa del primero. Durante las últimas horas de la noche y primera de la mañana eran incendios completamente independientes, sin embargo los frentes más cercanos se han unido atravesando un valle que había ardido hace mes y pico», ha relatado García, quien ha insistido en la «potencia y fuerza inusitada» de este fuego respecto a los «que estamos acostumbrados a ver en nuestro país».