La Junta sanciona de manera “muy grave” por el pozo de Totalán

Perfofdoras durante el rescate. | Archivo

EFE Sevilla | La Junta de Andalucía ha abierto un procedimiento sancionador por una infracción “muy grave” en materia de seguridad minera al propietario de la finca de Totalán, David Serrano y a la empresa de perforación del pozo en el que murió el pequeño Julen, el pasado mes de enero.

En rueda de prensa, Gómez de Celis ha desvelado que la Junta de Andalucía había anunciado durante la reunión que se había presentado un procedimiento sancionador, aunque no especificó el alcance del mismo, algo que han confirmado a EFE fuentes de la Consejería de Hacienda.

Según el expediente abierto, la actividad se realizó “sin dirección facultativa” y con la “omisión de la aportación previa de los trabajos de prospección de aguas subterráneas” y sin el proyecto correspondiente, aspectos exigidos en los artículos 108 y 109 del reglamento general de las normas básicas de seguridad minera. Según se desprende el expediente de la administración andaluza, “riesgo muy grave” para las personas “con resultado de muerte”, lo que conllevaría una sanción de entre 300.000 y un millón de euros, según se recoge en la Ley de Minas.

Este expediente sancionador, que la normativa prevé que caduque en un año, se produce al margen de la vía judicial abierta tras la muerte de Julen en el pozo y que está en manos del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga.