La Policía Nacional desatircula una red multicríminal que tatuaba quien era de su propiedad

Detenido que fomaba parte de lared multicríminal. | Policía Nacional

Málaga | Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración de Europol, han desarticulado en España una organización multicriminal que operaba desde 2009 en el norte de Europa.

Hasta el momento se ha arrestado a cinco personas en la provincia de Málaga y dos más en Polonia. Las autoridades polacas les consideraban un grupo muy activo en crimen especializado y violento, armados habitualmente con cuchillos, machetes o bates y eran un objetivo prioritario para las fuerzas de seguridad de dicho país. Los agentes han desmantelado un cultivo hidropónico de marihuana en una nave industrial ubicada en Estepona donde cultivaban la droga que posteriormente distribuían en el norte de Europa.

La investigación comenzó en España hace seis meses cuando se tuvo conocimiento de que en la Costa del Sol se había asentado una organización relacionada con el tráfico de drogas. Con las primeras pesquisas se identificó a varios de los integrantes y se comprobó que contaban con antecedentes policiales. Además se detectó en Estepona una nave industrial de grandes dimensiones rodeada de medidas de seguridad para detectar cualquier movimiento de personas y vehículos que pudieran acercarse. Avanzada la investigación los agentes contactaron con Europol para confirmar que las personas identificadas se habían desplazado desde Polonia para asentarse en las localidades malagueñas de Mijas y Estepona. Una vez asentados en nuestro país, los integrantes de la organización multicriminal se dedicaban a cultivar grandes cantidades de marihuana para a continuación distribuirla a otros países europeos. De esta forma financiaban las actividades criminales que desarrollaban en el norte del viejo continente.

Las autoridades polacas les consideraban un grupo muy activo en crimen especializado y violento, armados habitualmente con cuchillos, machetes o bates y objetivo prioritario de las fuerzas de seguridad de dicho país. Pero no solo se dedicaban al tráfico de drogas, también eran especialistas en trata de seres humanos con fines de explotación sexual, en el norte de Europa, concretamente en Dinamarca y Polonia, donde obligaban a las víctimas a ejercer la prostitución y recaudaban parte de sus ganancias. En los prostíbulos que poseían en el norte de su país llegaron a tatuar a las víctimas textos indicando de quién era propiedad.

En esta operación se ha detenido a cinco personas en España y una más en Polonia. Asimismo se han realizado dos registros domiciliarios en los que se han incautado 2.533 plantas de marihuana, 220 kilos de hachís, un cultivo hidropónico de marihuana, numerosa documentación, varios dispositivos electrónicos y 5.000 euros en efectivo. En España se les ha arrestado por estar relacionados con un delito de tráfico de drogas, falsificación de documentos y pertenencia organización criminal, además de los delitos por los que se les estaba buscando en Polonia -asesinato, trata de mujeres con fines de explotación sexual, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal-.