Los salones de juego en Andalucía deberán estar a una distancía mínima de 150 metros de los colegios

Salon de juego con niños cerca. | Archivo

Redacción Sevilla / Cádiz | El Gobierno andaluz está ultimando la tramitación de un Decreto que modificará el Reglamento de establecimientos de juego, en el que se recogerá entre otras cuestiones, que las nuevas aperturas deberán mantener una distancia mínima de 150 metros de los accesos a colegios e institutos a partir de su entrada en vigor, prevista para este primer trimestre del año. Así lo ha avanzado el consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, en la Comisión de Hacienda.

Este proyecto de Decreto en el que, además de regular las distancias con centros educativos, se actualizan las sanciones aprobadas por Ley, se limita la publicidad y se garantiza mediante control de acceso que ni menores ni personas con problemas de adicción al juego puedan acceder a los establecimientos de juego presencial en Andalucía.

Así, se incorporan como infracciones muy graves el acceso de menores de edad, prohibidos, la publicidad no autorizada, así como los incumplimientos de horarios de apertura y cierre de los establecimientos de juego, que podrán ser sancionadas con multas de entre 10.000 y 300.000 euros.

Estamos modificando la norma que elaboró el PSOE para mejorarla y proteger a los más vulnerables, siempre con el máximo consenso de fuerzas políticas, empresas y representantes de la sociedad civil”, ha señalado el consejero, que ha apuntado, asimismo, la necesidad de respetar los principios constitucionales que fundamentan la libertad de establecimiento.

La norma que regula el sector del juego ha permanecido prácticamente invariable desde el año 1986, siendo en 2017 cuando el anterior Ejecutivo, mediante un decreto, autorizó las apuestas deportivas en los salones de juego. En relación al bloque del juego, en esa normativa solo se recogía, en materia de distancias, que debía existir una separación de 100 metros entre salones de juego, sin ninguna otra consideración, ha recordado el consejero. Ahora se establecerá respecto a los centros educativos, de 150 metros, supone por tanto una novedad.

Bravo ha aclarado en Comisión parlamentaria que las competencias en materia de juego y apuestas corresponden en exclusiva a la comunidad autónoma. Por tanto, los ayuntamientos no pueden regular distancias mínimas o límites en la apertura de establecimientos de juego, de ahí que la Consejería, que ostenta las competencias de juego presencial en la comunidad, haya informado a los municipios que promueven cambios en sus PGOU que no pueden desarrollar ese tipo de actuaciones porque no tienen las competencias para ello.

Además, el consejero ha destacado también el trabajo que se está desarrollando con la Consejería de Educación para llevar a las aulas un programa preventivo contra las adiciones al juego en general y a las tecnologías en particular.

La Junta recurre al TSJA  la limitación municipal para las casas de apuestas en Cádiz

La Junta de Andalucía ha presentado un recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra el acuerdo plenario del Ayuntamiento de Cádiz por el que se aprobaba una modificación urbanística para limitar la apertura de casas de apuestas en determinados puntos de la ciudad. Esta normativa hacía que no se pudiera abrir ningún establecimiento nuevo a menos de 500 metros de un colegio, instituto, instalación deportiva o cultural, lo que hace que se tengan que ir a zonas industriales lejos de las zonas residenciales.

Martín Vila, concejal de Urbanismo de Cádiz, se ha mostrado muy sorprendido por la medida de la Junta ya que en el expediente que se presentó para aprobar esta modificación al Pleno, iba un informe de la Consejería de Cultura y otra de Fomento que eran favorables a esta medida.

El teniente de alcalde de Urbanismo insiste en que la modificación urbanística aprobada por el Ayuntamiento de Cádiz es legal “porque además cuenta con el visto bueno de los técnicos municipales y de los habilitados estatales en Consistorio”.