Pedro Sánchez salva pírricamente el estado de alarma

Pedro Sánchez en el Congreso. | Congreso

Madrid | Otros 15 días más de Estado de alarma, pero cada vez con menos apoyos (178 votos a favor, 75 en contra y 97 abstenciones). Pedro Sánchez logró el respaldo del PNV y Cs, aceptando las reivindicaciones de ambos partidos. 

El PP no ha apoyado esta vez, a diferencia de lo que había hecho en plenos anteriores. Los populares se han abstenido.  Vox, ERC, JxCat y Compromís han votado en contra. el líder del PP, Pablo Casado, ha considerado que el Gobierno ha “sobrepasado los límites” de este situación cambiando de socios.

Esta mañana, sin embargo, Pedro Sánchez ha iniciado su discurso sin tener los apoyos para prolongar el estado de alarma. La negociación de esta quinta extensión es la que más ha costado cerrar al Ejecutivo. Ejemplo de ello es la reducción del tiempo de prórroga (de un mes inicalmente a otros 15 días). Ha reiterado su llamamiento a la unidad.

Santiago Abascal (Vox) ha señalado que «Dijeron que sin estado de alarma hubiésemos tenido 300.000 muertos», «otro informe científico que usted se saca de la manga», le ha reprochado. Abascal ha indicado que «este estado de excepción encubierto, que no sólo no salva vidas, sino que está hundiendo y destruyendo la economía nacional».En la misma línea acusó a Sánchez de mentir con el número de fallecidos por coronavirus. «Ya nadie se fía de las cifras que dan ustedes», sostuvo

Gabriel Rufían (ERC) ha vuelto a intervenír con su estílo sobre el asunto de las caceroladas ha dicho «Se queja de que Marlaska le envía a la Policía al barrio de Salamanca. Rezé para que no le envíen inspectores de Hacienda, porque ahí sí que la gente se dispersaría. Esa gente que hace ruido con la cubertería de plata», ha afirmado.

Adriana Lastra (PSOE), ha acusado al partido de Pablo Casado y a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de alentar las manifestaciones pese a que eso supone incumplir con la distancia social. «No puedo comprender a los que por razones políticas deciden no respetar la distancia social», ha criticado