Sánchez consigue el apoyo de la tercera prorroga, pero no de su gestión

Reacción de Pedro Sánchez. | Congreso

Madrid | Sánchez ha asegurado que es la tercera vez que aboga por esa extensión en el Congreso pero la primera que lo plantea con un escenario de futuro “prudentemente optimista”. La disciplina ejemplar con que la ciudadanía ha cumplido el confinamiento -ha dicho el presidente- ha permitido superar el momento crítico de la propagación del virus.

El jefe del Ejecutivo ha manifestado que, en consecuencia, ya es posible diseñar el próximo escenario, el de la desescalada, pero la gravedad de la situación exige cautela y actuar de forma gradual y segura. Antes de levantar el confinamiento general.

También ha remarcado que la culminación de ese acuerdo será un éxito de todos los que contribuyan al entendimiento y se ha mostrado favorable a que se produzca en cada autonomía y ayuntamiento. “Por tanto, sí a los acuerdos de reconstrucción con todas sus consecuencias. Sin reservas; en cada lugar; en cada administración; gobierne quien gobierne. Sin más exclusión que la de quienes se autoexcluyan y decidan quedar al margen de la recuperación social y económica de nuestro país”, ha asegurado.

Apoyo de la prórroga, con menos apoyos

Pablo Casado ofreció su apoyo al Gobierno cuando estalló la crisis del coronavirus, pero ese respaldo se fue tornando en crítica con el paso de los días. La distancia entre el presidente y los populares ha sido más que notoria en las últimas semanas, pero las aguas estaban volviendo al cauce del entendimiento después de que, el lunes, tras mantener una reunión telemática con el líder del PP, Sánchez aceptase trasladar sus pretendidos pactos de la Moncloa al Congreso como demandaba Casado.

Pese a su distancia ideológica, Vox, JxCat y la CUP coinciden en reprochar al Gobierno el modo en que se ha gestionado la crisis de la Covid-19. La formación de Santiago Abascal, se ha ido desmarcando de su sí a la primera prórroga del estado de alarma con palabras cada vez más gruesas y con acciones más contundentes. 

No obstante, Inés Arrimadas (Cs) no evitó ayer reprochar al Gobierno su “improvisación” a la hora de articular la salida de los niños a la calle y pidió que se permita a los menores dar un paseo y no “ir a los supermercados u otros lugares de contagio”.

Por otro lado, Gabriel Rufían (ERC) ha dicho “Lo revolucionario hoy es ser normal frente a un micro. Y eso pasa porque no comuniquen militares ni fanáticos, sino expertos”.

Silueta de cabeza que habla