UE-EE.UU acuerdan suspender temporalmente los aranceles

Aviones de Boeing y Airbus.

Agencias Bruselas (BEL) | La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, han acordado, en la primera llamada telefónica entre ambos líderes, suspender los aranceles que se han aplicado mutuamente por la disputa sobre Boeing y Airbus que han mantenido en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La Unión Europea y Estados Unidos suspenderán durante cuatro meses los aranceles relacionados con su histórica disputa por las ayudas a Airbus y Boeing. El conflicto transatlántico, en el que ambos se acusan de prácticas comerciales desleales, como el apoyo a las empresas aeronáuticas transgrediendo acuerdos comerciales, se ha extendido desde 2004.

El objetivo es “llegar a una solución negociada, integral y duradera a la disputa aeronáutica”, agregó. Los “elementos claves” de una solución consensuada, indicó la nota, deben incluir un marco sobre cómo apoyar al sector de la aviación en el futuro.

Bruselas ha insistido en que esto es un primer paso para resolver las disputas aeronáuticas, algo en lo que ambas administraciones se han comprometido. “Estas noticias son excelentes para las empresas e industrias a ambos lados del Atlántico y es una señal muy positiva para la cooperación económica en los próximos años”, ha subrayado. Por otro lado, La Casa Blanca ha subrayado en un comunicado que el presidente estadounidense está decidido a “reactivar” la asociación con la Unión Europea.

El vicepresidente ejecutivo y comisario de Comercio de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha destacado que este acuerdo “es un importante paso adelante. Marca un reinicio en nuestra relación con nuestro socio más grande y económicamente más importante. La eliminación de estos aranceles es beneficiosa para ambas partes, en un momento en que la pandemia está perjudicando a nuestros trabajadores y nuestras economías”.

La UE impuso aranceles sobre 4.000 millones de dólares de productos estadounidenses en noviembre, aproximadamente un año después de que la Administración del expresidente Donald Trump ignorase las peticiones europeas y aplicara gravámenes del 25% sobre bienes y productos europeos por valor de 7.500 millones de dólares.

El vino y el aceite de oliva

EEUU se sitúa como segundo país de destino de los alimentos y bebidas españoles fuera de la Unión Europea, solo por detrás de China. la importaciones estadounidenses de aceite de oliva envasado de origen español cayeron un 80,9% respecto a 2019, según los datos del Departamento de Comercio. Esto ha favorecido enormemente a otros países como Túnez y Portugal.

El vino español ha sido uno de los grandes afectados por los aranceles que Trump impuso, la Federación Española del Vino reconoce que, aunque para no perder cuota de mercado las bodegas han asumido parte del 25 % de arancel junto con importadores y distribuidores para no subir el precio, las ventas se han visto seriamente afectadas

El aceite con origen ha sido otro producto enormemente afectado, los exportadores han envasado aceite de otros países para sortear los aranceles y no perder cuota. En declaraciones a Radio Nacional, remarcan que el daño ha sido mayor porque tampoco se ha podido vender aceite de oliva español a países que luego lo envasaban para venderlo en Estados Unidos.