‘Colores Veleños’ de Evaristo Guerra en las Salas Mingorance del Archivo Municipal

Evaristo Guerra presentado su obras. | Ayto. Málaga

Redacción Málaga | Las salas Mingorance del Archivo Municipal acogen la muestra ‘Colores Veleños’, de Evaristo Guerra, que ofrece la producción artística más reciente del veleño.

La obra de Evaristo Guerra trasciende los límites de nuestra provincia desde hace muchas décadas pero el pintor veleño siempre se ha resistido a dejar de formar parte de la vida cultural malagueña a través de sus formas más variadas.

Evaristo Guerra tenía proyectada una exposición en Málaga para mucho antes de la pandemia. Por eso, cuando le llamaron del Área de Cultura del Ayuntamiento para exponer sus últimas obras en el centro de la ciudad, “mí alegría fue enorme, no sólo porque ese fuera mí deseo sino también por
hacerlo realidad en las salas que llevan el nombre del que fuese mi gran amigo, el pintor Manuel Mingorance”.

En la Sala 1, se exponen sus últimos trabajos: desde un retrato, homenaje a su paisana María Zambrano, (propiedad de la Fundación Evaristo Guerra), a numerosos paisajes mediterráneos, más concretamente de la Axarquía malagueña. Así, se pueden contemplar pueblos como el de Vélez, Torrox o fincas del entorno en composiciones como ‘Colores Veleños’ y ‘Luz de tarde en Torrox’, acompañadas por ‘Noche en paisaje quebrado’, ‘El Faro’, ‘Luz de amanecer en las casillas’ y una de sus obras pintada con espátula: ‘Olivo sobre degradación Rosa-Magenta’, entre otras obras recientes. También figura una vitrina con catálogos, invitaciones, dedicatorias y correspondencia
con otros artistas como Rafael Pérez Estrada o Manuel Alcántara.

La Sala Mingorance 2 ofrece los siete cuadros de la serie ‘Árboles’, fechados entre 2013 y 2016, que “representan siete sueños que llevo dentro de mí”, según destaca Evaristo Guerra. Son obras de mayor formato que las de la sala 1 y perfectamente identificables para el visitante pues están los árboles más representativos del campo malagueño: la higuera, el olivo, el almendro, el
membrillo… e incluso el recién incorporado mango.