El Fusilamiento de Torrijos, obra estrella en el Museo del Prado

Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga. | Museo del Prado

Madrid | El Museo del Prado conmemora, hasta el 30 de junio, el 150 aniversario de la nacionalización de las colecciones reales con la única pintura de historia que se encargó por el Estado con destino al Prado, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, obra de Antonio Gisbert, que se exhibe, con la colaboración de Ramón y Cajal Abogados, junto a su boceto preparatorio (expuesto por vez primera tras su reciente restauración), óleos, estampas y documentos relacionados con la pintura.

Fue un encargo de Sagasta

El cuadro es singular en las colecciones del Museo del Prado. Es la única pintura de historia que se encargó por el Estado con destino al Prado, denominado Museo Nacional de Pintura y Escultura desde el inicio del Sexenio Revolucionario (1868-74).

En 1886 el gabinete liberal de Práxedes Mateo Sagasta encargó la obra en torno a la que se articula la exposición, que se convirtió en un elemento simbólico de la construcción de la nación española desde la perspectiva de la defensa de la libertad.

Antonio Gisbert, autor del cuadro

Precisamente en 1868 su autor, Antonio Gisbert (1834-1901), había sido nombrado director del Museo,durante su mandato tuvo lugar la nacionalización de las colecciones, antes de propiedad real, y la incorporación de los fondos del Museo de la Trinidad, tanto de las obras procedentes de la Desamortización de Mendizabal como de las pinturas contemporáneas adquiridas por el Estado en las Exposiciones Nacionales, lo que daba un protagonismo nuevo a la pintura española en el Prado.

En la obra, los reos están alineados y con las manos atadas, mientras unos frailes se afanan en vendarles los ojos y tratan de ofrecer a los condenados un último consuelo. Tras ellos el pelotón de fusilamiento espera órdenes, mientras que en primer plano, en el suelo, yacen ya muertos algunos hombres en un detalle claramente goyesco.2

Torrijos se encuentra en el centro de la composición, destacando ligeramente sobre el resto de personajes. A su izquierda, asiendo su mano, está un hombre anciano, Francisco Fernández Golfín, ex ministro de la Guerra, y a la derecha, con la mano también cogida, Flores Calderón, vestido con una levita clara. A la derecha de este se hallan el coronel López Pinto, el oficial inglés Robert Boyd y Francisco Borja Pardio.2

José María de Torrijos

José María de Torrijos y Uriarte, conocido también como general Torrijos, fue un militar y político español recordado sobre todo por su enconada lucha contra el absolutismo que quería imponer Fernando VII de España, lo que costó a Torrijos la cárcel y el exilio.

El 2 de diciembre de 1831, junto con sesenta de sus más allegados desembarcó en las playas de Málaga procedente de Gibraltar. Allí fue traicionado por el gobernador Vicente González Moreno, quien le había prometido su apoyo, y fueron apresados por las tropas absolutistas. Ocho días más tarde, el 11 de diciembre y sin juicio previo, Torrijos fue fusilado junto a cuarenta y ocho de sus compañeros en las playa de San Andrés en Málaga.