El Museo Ruso acoge la exposición ‘Guerra y Paz en el Arte Ruso’

Obras de la nueva exposición del Museo Ruso. | Museo Ruso Málaga

Redacción Málaga | La Colección del Museo Ruso presenta tres exposiciones y renueva al completo sus salas con la muestra anual Guerra y paz en el arte ruso, y las dos temporales Iván Aivazovsky y los pintores marinistas en Rusia y Lev Tolstói. El camino de la vida. La muestra anual se podrá visitar hasta abril de 2022, mientras que las temporales estarán en sala hasta octubre de este año. Las salas expositivas están abiertas al público a partir de las 17:00 horas. Las tres muestras cuentan con la colaboración de la Fundación «la Caixa».

El próximo domingo, 2 de mayo, la entrada será gratuita durante toda la jornada. Las tres exposiciones coinciden en desvelar la inexorable unión entre conceptos, en principio antagónicos, pero que no se entienden los unos sin los otros, como son la guerra y la paz, presente en la muestra anual y el Espacio 3 dedicado a Lev Tolstói, y cómo se revela el mar en calma y, también, en la tempestad, en las salas de la temporal.

Guerra y Paz en el arte ruso

La exposición Guerra y Paz en el arte ruso está compuesta por 183 obras, que ofrecen una mirada completa, desde distintas perspectivas, sobre dos polos antagónicos y esenciales de la vida. La creación y producción artística con tema bélico fue tan importante en Rusia que dio lugar a un género propio. En la Edad Media ya se podían apreciar en la pintura de iconos los motivos militares. Las iglesias y templos albergaban representaciones bélicas, como el ejército de guerreros liderados por el arcángel San Miguel entre otros motivos de origen religioso. Cuando Rusia se convierte en imperio, en el siglo XVIII, y se funda la Academia Imperial de las Artes de San Petersburgo en 1757, este género resurge con nuevas corrientes e influencias artísticas.

La I Guerra Mundial marcó un antes y un después en el desarrollo artístico, en todos los órdenes y disciplinas. En su percepción de la guerra, el pacifismo de Tolstói triunfó sobre otras corrientes. Su obra sienta algunas de las bases ideológicas que desembocarían en la Revolución de Octubre. Estos hechos dieron lugar al estado soviético liderado por Lenin. Durante este periodo, también se vieron impulsadas las corrientes vanguardistas y nombres destacados aparecen en escena, como Kazimir Malévich, Sofia Dímshits-Tolstaia, Aleksandr Labás, Izrail Lizak, Yuri Jrzhanovski, entre otros. A partir de la década de 1930, una vez agotado el impulso posrevolucionario, surge el arte del realismo soviético y, además de retomar el naturalismo, que se refleja en retratos de líderes y jefes militares, también se muestran escenas de la guerra civil que terminaría con la victoria bolchevique.

Iván Aivazovsky y los píntores marinistas de Rusia

La nueva exposición temporal de la Colección del Museo Ruso es una selección de obras artísticas reunidas en torno a un conjunto de piezas maestras del pintor y marinista Iván Konstantínovich Aivazovsky (Feodosia, Crimea, 17/29 de mayo de 1817 – 19 de abril/2 de mayo de 1900). Fue un artista prolífico, con más de seis mil obras
producidas y un estilo propio que marcó el inicio de este género en Rusia.

Esta muestra propone a lo largo de 39 piezas artísticas, de las que 25 son obra de Aivazovsky, un viaje por las diferentes representaciones del agua, el mar y el océano, bien en calma o embravecido, como paisaje, inspiración religiosa o escenario de batallas. Aivazovsky, que poseía un talento natural brillante, gozó del reconocimiento y
de la admiración de las instituciones oficiales rusas y, por supuesto, del público.

Lev Tolsói. El Camino de la vida

El Espacio 3 de la Colección del Museo Ruso acoge exposiciones de pequeño formato que complementan el discurso de las principales con obras cuidadosamente elegidas. En esta ocasión el título evocador de la exposición anual, que alude a la novela Guerra y Paz, una de las obras literarias más notables de la cultura universal escrita y publicada en 1869 por Lev Tolstói (1828-1910), traducida en numerosos idiomas.

Lev Tolstói. El camino de la vida es una exposición intimista, formada por 39 piezas procedentes de los fondos del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo. A través de los retratos realizados en vida por maestros contemporáneos del escritor, piezas pictóricas, gráficas y esculturas se pueden intuir las relaciones que el escritor mantuvo
con un gran número de artistas y el genuino diálogo de creadores que se produjo entre ellos.