Gobierno y Junta a la gresca por la IGP Jamón Serrano de Trevélez de Granada

Jamón de Trevélez (Granada). | Interjamón

Redacción Granada | El pleno de la Diputación de Granada, aprobo con la unanimidad de todos los partidos políticos, se ha posicionado claramente en contra del Gobierno y su propuesta de crear la Indicación Geográfica Protegida IGP Jamón Serrano, al considerar el pliego de condiciones que defiende el Ministerio.

El ente provincial respaldó una propuesta de Ciudadanos contra los planes del Gobierno, en defensa no solo de la IGP de jamón de Trevélez, sino porque la solicitud incumple las condiciones que deben reunir las Indicaciones Geográficas Protegidas, ya que ven que que Jamón Serrano «no es un nombre que identifique a un producto como originario de un lugar determinado, una región o un país. Ello se contradice con el actual reconocimiento que el Jamón Serrano tiene como Especialidad Tradicional Garantizada (ETG)».

En una dura respuesta al Ministerio, todos lo partidos respaldan que el nombre Jamón Serrano es genérico. El término “serrano” es alusivo a la sierra, como el lugar donde se elaboran los jamones, y cuyas condiciones climatológicas permiten su curación en ambiente natural (solo que la IGP que se pretende registrar, de manera engañosa y desleal, pretende apropiarse del término para identificar en realidad jamones no elaborados en la sierra ni curados en ambiente natural). 

De igual forma, desde el pleno de la Diputación de Granada se deja claro que «la IGP Jamón Serrano en sí misma resultará engañosa para los consumidores. Es indudable que la expectativa de los consumidores ante la expresión “Jamón Serrano” que, además, iría ligada al sello IGP, será la de estar ante un jamón elaborado en la sierra y secado en ambiente natural.

La Junta admite presiones de Portugal

La Junta de Andalucía, cuya responsable de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, se ha reunido con los representantes de las IGP Jamón de Trevélez-Jamón de Serón, ha dejado claro que van a defender en todo momento a sus figuras de calidad diferenciada, porque entienden que es una forma de proteger los atributos de calidad de los productos agroalimentarios de la región, a la vez que han avanzado que la negativa y la presión de Portugal a aceptar esta iniciativa del Gobierno puede frenar finalmente su desarrollo a nivel europeo.

La consejera ha dejado claro que la propuesta para que el jamón serrano pase de Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) a convertirse en una Indicación Geográfica Protegida (IGP) parte del propio sector jamonero, especialmente por parte de la Asociación de Industrias de la Carne de España  (ANICE)  y la Fundación del Jamón Serrano Español, que vienen defendiendo que se trata de una «iniciativa largamente demandada por la inmensa mayoría del sector jamonero español que busca reforzar la protección de la denominación de dicho producto a nivel internacional», como aseguraban recientemente.

La Junta se ha querido tranquilizar a las IGP andaluzas, señalando que para que Bruselas dé su aprobación es necesaria que la justificación del vínculo al territorio ha de quedar meridianamente clara y que la presión de Portugal, que además le corresponde el turno en la Presidencia de la UE y que ya se ha opuesto a esta posibilidad, podría frenar los planes del sector por el daño que le haría a su propio presunt