La mejor ensaladilla rusa está en el bar Tragatá, en Ronda

Ensaladilla rusa. | Tragartá

Redacción San Sebastián | El Campeonato Nacional de Ensaladilla Rusa, que se celebra en el congreso San Sebastián Gastronomika, ha fallado el premio a la mejor ensaladilla rusa.

Tragatá, el bar de Benito Gómez (con dos estrellas Michelin en Bardal) y Merche Piña, se ha alzado con este premio gracias a una receta elaborada por Daniel Moreno. Lleva patata nueva machacada con tenedor, judía verde, huevo duro, zanahoria, ventresca de atún y tiene «aristas de encurtidos y picantes». Su truco, explica Benito Gómez, es poner a la mayonesa «una punta de mostaza y un poco de pimienta negra» y marinar un par de minutos las lascas de ventresca que coronan la elaboración en una emulsión de jugo de piparras y aceite del atún. «Siempre había echado de menos en la ensaladilla rusa el picante, así que esta es la que me gusta a mí», ha explicado.

El título no sale de Málaga porque Tragatá coge el testigo de Chinchín Puerto (Caleta de Vélez, Málaga), ganador del concurso en la anterior edición, y de Candado Golf (Málaga), que se llevó el título en 2019.

El local malagueño se ha impuesto a las candidaturas finalistas de Lú Cocina y Alma (una estrella Michelin, en Jerez de la Frontera); Hevia (Madrid); Bar Donald (Sevilla); Kapadokia (San Sebastián); Bar Yeti (Barcelona); Tapas 2.0 (Salamanca); Bar Verónicas (Murcia); Baster (Bilbao) y Casa Rafa (Madrid).

Tragatá se ha impuesto convenciendo a un jurado excepcional formado por chefs y periodistas como Martín Berasategui, José Carlos Capel, Mikel Ubarretxen, Belén Abad (chef de Chinchín Puerto), Julia Pérez, Carlos Maribona, Luis Enríquez o Alexandra Sumasi.