La Cueva de Nerja aplica un ERTE que afecta a la mitad de la plantilla

Entrada del Museo Cueva de Nerja. | Cueva de Nerja

Redacción Nerja | La crisis económica provocada por la pandemia del Covid-19 está golpeando con mucha fuerza a los principales enclaves turísticos de la provincia, como la Cueva de Nerja. Según informa Diario SUR, En el primer trimestre de este año la afluencia de visitantes ha caído en un 80% con respecto al mismo periodo de 2019. Después de pedir hasta cuatro préstamos en el último año, por un importe de 1,6 millones de euros, la Fundación ha decidido dar un paso más en su estrategia para tratar de salvar la situación y de garantizar la viabilidad. Un monumento cuya apertura cuesta unos 9.000 euros diarios.

La Fundación Cueva de Nerja ha acordado además, como medida para inyectar liquidez a sus cuentas y hacer frente a los pagos a proveedores y a otros gastos, que cada una de las cuatro administraciones que la componen, el Gobierno central, la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Málaga y el Ayuntamiento de Nerja, aportarán, de manera inmediata, 120.000 euros a la tesorería del monumento natural axárquico.

Ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que afecta a la mitad de la plantilla, compuesta por una treintena de trabajadores, con el objetivo de ahorrar unos 100.000 euros en sueldos hasta el próximo 30 de junio. La medida afecta, por tanto, a 15 empleados, de todos los departamentos. El ERTE, que fue presentado el pasado viernes, aunque ya ha comenzado a aplicarse, está pendiente, no obstante, de ser autorizado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Nuevo horario ajuntandose a las circunstancías

La cavidad permanecerá cerrada de lunes a miércoles, abriendo únicamente de jueves a domingo, en horario de 10.00 a 15.00 horas los jueves y viernes, y de 10.00h a 17.00h durante los fines de semana. En el caso del Museo, situado en la plaza de España, junto al Balcón de Europa, abrirá únicamente los fines de semana, en horario de 10.00h a 16.00 horas.

Las visitas cayerón un 50% en 2020

Las visitas a la Cueva de Nerja en 2020 se han reducido a la mitad debido al cierre del espacio por el estado de alarma y las derivadas restricciones para el control de la pandemia, coincidiendo con los periodos de temporada alta. Todo ello ha motivado que de las 410.000 ventas de entradas registradas en el 2019, en 2020 se cierrarón con una estimación de 200.000. La taquilla de la Cueva de Nerja ha caído el pasado año, prácticamente el 50% como consecuencia de la crisis sanitaria. Los cuatro meses de cierre preventivo ante el coronoavirus han provocado la pérdida de más de 200.000 entradas, de las que esperan recuperar un 33 por ciento a lo largo de 2021.