El Gobierno andaluz pone en marcha un plan integral para el fomento del toro bravo

Toro bravo en la dehesa. | EFE/Fermín Cabanillas

Redacción Sevilla | La Junta de Andalucía ha dado el primer paso para la elaboración de un plan integral para el fomento del toro bravo con objeto de dar respuesta a las demandas de los ganaderos que han mostrado su preocupación en representación de las asociaciones y uniones de criadores de toros bravos y con el apoyo de Asaja.

Este plan persigue crear un espacio de trabajo para abordar de una manera integral la defensa y promoción del toro bravo desde diferentes vertientes, como la social, económica, cultural o educativa. “Este plan demuestra el compromiso de todas las consejerías implicadas, con el objetivo de crear un clima benefactor para la ganadería del toro bravo y destacar su importante papel en el desarrollo de Andalucía como generador de riqueza y cohesión social, ha destacado Miguel Briones, secretario general de Interior y Espectáculos Públicos.

Desde el punto de vista de la promoción turística, la consejería del ramo ha ofrecido su apoyo a la canalización de los posibles productos de interés que el sector pueda elaborar para acercarlos a los operadores turísticos. En este sentido entre los que sugieren los empresarios ganaderos se encuentran las visitas guiadas y experimentales a las fincas y las dehesas para conocer de primera mano la realidad del mundo del toro bravo.

En el ámbito de la educación se analizarán las propuestas formuladas sobre la incorporación de contenidos medioambientales relacionados con el toro bravo y su aportación al ecosistema en los diseños curriculares que lo permitan de acuerdo con el principio de autonomía de los centros educativos. Y, por otra parte, la promoción de actividades complementarias relacionadas con visitas didácticas a fincas ganaderas y dehesas.

Los ganaderos presentes en la reunión y Asaja han planteado la necesidad de establecer medidas que contribuyan a paliar la crisis económica que azota al sector, debido a la pandemia del coronavirus, entre las que destacan la armonización de la política sanitaria animal, la puesta en valor del factor ecológico como algo inherente a la ganadería brava y su entorno natural, la promoción del consumo de carne de ganado bravo como producto sostenible o las ayudas para la digitalización de las ganaderías y sus proyectos medioambientales.

Finalmente, desde la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior se ha adquirido el compromiso de analizar la posibilidad de autorizar la celebración de espectáculos públicos en fincas ganaderas con carácter excepcional y de acuerdo con las prescripciones normativas de seguridad correspondientes sobre la base del actual reglamento Taurino de Andalucía y en conexión con el nuevo Decreto por el que se regulan los festejos taurinos populares.