Anuncian el primer registro científico de “hormiga loca” en la Axarquía

Hormiga loca.

Vélez-Málaga / Bógota (COL) | Durante el pasado verano, un vecino de Vélez-Málaga se quejó de unas hormigas pequeñas que invadían su vivienda. Miembros de la asociación GENA-Ecologistas en Acción que se desplazaron al domicilio comprobaron que no se trataba de hormigas comunes

Las hormigas aparecían por encima de la mesa y cuando apreciaban una amenaza se movían con una extraordinaria rapidez, no se les veía las patas a simple vista y además tenían la particularidad de que no seguían una dirección en su retirada sino que hacían movimientos erráticos que impedían darles caza. 

El Dr. Alberto Tinaut, de la Universidad de Granada, quien tras examinarlas confirmó que se trata de una especie exótica y además invasora: Paratrechina longicornis, conocida vulgarmente como “hormiga loca”, convirtiéndose en el primer registro de esta especie en la comarca de la Axarquía, y el segundo de la provincia de Málaga, pues hace poco también fue identificada en el Parque Picasso de Málaga.

Esta hormiga, tiene obreras relativamente pequeñas, de 2,3 a 3 mm de longitud. Con la ayuda de una lupa se percibe que la cabeza, tórax, peciolo y gáster son de color marrón oscuro o negruzco, y el cuerpo presenta a menudo una débil irisación azulada. La cabeza es alargada y las mandíbulas estrechas, cada una de las cuales tiene 5 dientes. Los ojos son grandes, elípticos, muy convexos, colocados cerca del borde posterior de la cabeza. Las antenas tienen 12 segmentos, sin funículo; el segmento basal de la antena o escapo es extraordinariamente largo, superando el ápice el borde posterior de la cabeza, una de sus características, como también lo son sus patas, que son extraordinariamente largas y delgadas.

Especie omnívora oportunista, depredadora y carroñera, que consume insectos vivos o muertos, melaza (por eso cuidan a pulgones y cochinillas), semillas, frutos, etc, de ahí que también invada las viviendas donde dirige sus exploradoras a los lugares donde hay restos de comida. Es una especie muy adaptable, que vive tanto en ambientes secos como húmedos, pero prefiere ambiente cálido, lo que explica que haya prosperado en la Axarquía. 

Los machos -que cumplen con la función de fecundar a las reinas- tienen alas y miden aproximadamente 3.5 mm. Las obreras tienen el mismo tamaño de los machos y son las encargadas de alimentar las colonias, su color es de castaño a canela. Como la gran mayoría de los insectos, la hormiga loca pasa por los estados de huevo, larva, pupa y adulto. El ciclo dc vida es de 45 días aproximadamente, con excepción dc las reinas

Arrasa lo que encuentra

Como con otras especies invasoras, su introducción debió de ser accidental asociada al comercio y transporte de mercancías, y una vez alcanzado el puerto -en España se localizó por primera vez en el puerto de Almería.

Es originario del sur de Brasil y fue introducida ilegalmente a Colombia como controlador de serpientes en explotaciones madereras de Puerto Boyacá.Posteriormente, en 1988, apareció en el municipio de Cimitarra, afectando cultivos de pasto, cacao, caña, maíz, plátano, yuca, café, guayaba y cítricos, y desde esa época esta hormiga ha venido afectando desde pequeños animales hasta ecosistemas enteros ocasionando daños a nivel agrícola y ganadero.

Por su comportamiento desorganizado y por la velocidad de desplazamiento en todos los sentidos, los agricultores le han dado precisamente el nombre de “hormiga loca”.

Vive asociada en colonias o nidos, que son transitorios cuando los hacen bajo troncos pequeños, pedazos de madera, hojas secas, basuras, tejas, ladrillos, desechos de plástico, piedras de poco tamaño, etc., o nidos permanentes cuando los ubican en árboles y troncos grandes, debajo de rocas o entre láminas de pizarras arcillosas.

Este insecto invasor avanza un kilómetro lineal por año ya que diariamente la reina de cada colonia produce 2000 huevos que son cuidados por las hormigas obreras. La reina dura entre 8 a 10 años, mientras que las hormigas duran entre 35 y 45 días. Actualmente la población de hormigas está descontrolada , dijo Fredy Fernando Fino, administrador Agropecuario. En un hormiguero, sólo el 20 por ciento de las hormigas trabajan, el resto son de la corte de la reina y zánganos.

Cuando existen altas poblaciones se suben al cuerpo de las personas, causando intranquilidad y fastidio, lo cual los limita en sus labores de campo. En las casas se comen los alimentos preparados, en especial los que contienen grasas o azúcares. En las plantas, aunque estas no se alimentan directamente de las plantas, sí transporta y protege insectos chupadores como cochinillas, áfidos, pulgones, moscas blancas y escamas, siendo estos últimos los que le hacen daño directo a la planta al extraer o chupar la savia, causando amarillamiento generalizado. Además, crea un ambiente favorable para el desarrollo del hongo que da origen a una capa negra en las hojas, a manera de hollín (furnagina), que impide un normal funcionamiento de las plantas al dificultar su respiración y fotosíntesis y, en consecuencia, el cultivo presenta amarillamiento general, poco crecimiento y las hojas bajeras se tornan oscuras.

En Colombia arraso los cultivos

Los habitantes advierten que esta plaga amenaza con la estabilidad social de la zona, debido a las nefastas consecuencias que deja en los lugares a donde llega. En municipios limítrofes con Boyacá ha dejado ya consecuencias similares a las que deja la violencia como el abandono de fincas, desempleo y pobreza.

 La hormiga loca es carnívora, por lo que no ataca las plantas. El daño lo produce porque vive en simbiosis o asociación con cuatro insectos chupadores, quienes le proporcionan los líquidos para su alimentación. Son estos, la cochinilla, el pulgón amarillo, el piojo blanco, escamas y áfidos, quienes se alimentan de la savia de la caña de azúcar, de cítricos, de la guayaba, café, plátano, yuca, entre otros, y producen un excremento dulce (proteína líquida) que es consumido por la hormiga. A donde quiera que la hormiga avanza, transporta y protege a estas especies.

Cuando la hormiga consume el excremento de los otros insectos se forma en las hojas y tallos, un hongo denominado fumagina, que se transforma en una cobertura negruzca que impide que las plantas puedan recibir la luz solar para realizar el proceso de fotosíntesis.

La hormiga también atacó a las culebras, a las gallinas, pollitos, perros y especialmente al ganado, porque se le introduce por la nariz, ojos y boca para alimentarse de sus mucosas.

Su alimento favorito es la mucosa de los animales, como aves, pequeños mamíferos, reptiles, batracios y a crías de ganado recién nacidas en las que se introduce en sus fosas nasales para causar asfixia. Al ganado no le permite pastar tranquilamente.

El Instituto Colombiano Agropecuario recomienda acabar cuando se detecta

El Instituto Colombiano Agropecuario recomienda que tan pronto se descubran los nidos se deben combatir inmediatamente las hormigas. Estos insectos están siendo combatidos con un insecticida llamado Lorsban, pero como esta forma de control no es suficiente porque las hormigas se profundizan en la tierra, el ICA recomendó el uso del cebo tóxico, que es un compuesto de productos como salvado de maíz, harina de pescado, solución azucarada, manteca de cerdo o cebo de res, ácido propiónico y carbaryl.