Confían en que haya unos precios justos para la aceituna de mesa o advierten de que se retomarán las protestas

Aceituna de Álora. | Archivo

Sevilla | A pocos meses del inicio de la campaña, la organización agraria, UPA Andalucía reclama unos precios justos en origen para la campaña de aceituna de mesa  y defiende que la previsión de mermas en la producción, pero con calidad y mayor calibre, son argumentos suficientes para que se liquide en origen a buen precio.

La próxima campaña de recogida de aceituna de mesa, que se iniciará a principios de septiembre, traerá consigo, al igual que en la temporada pasada, una reducción de la producción de algunas variedades como Manzanilla y Gordal. No obstante, es preciso destacar la gran calidad y el mayor calibre que se espera que tengan los frutos. Las mermas con respecto a la media de las últimas 4 campañas, estarán en torno al 30% en Gordal y al 15% en Manzanilla, llegando incluso a reducciones del 40% y el 30% respectivamente, en algunos municipios sevillanos como Utrera y alrededores.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía recuerdan la importancia de este sector en la región andaluza, que cuenta actualmente con unas 96.000 hectáreas de olivar. La superficie se concentra principalmente en la provincia de Sevilla, con un 84% del total, mientras que Málaga y Córdoba albergan el 8% y el 4% de la superficie, aunque hay que tener en cuenta las hectáreas de variedades con doble aptitud. En la actualidad, hay registradas en Andalucía 222 entamadoras, 134 de las cuales están ubicadas en la provincia sevillana (60%).

En cuanto al empleo, el sector registra unos 2,4 millones de jornales en labores de campo, incluida la recolección que, como se ha señalado, prácticamente solo se puede realizar a mano en sus distintas variedades. Por tanto, se trata de un cultivo muy social, siendo Sevilla la principal provincia generadora de trabajo, con alrededor de dos millones de esos jornales. A ello hay que añadir los empleos creados por las empresas y fábricas auxiliares como las de vidrio, hojalata, cartonaje, maquinaria, transportes, etc.

La opacidad en la formación de precios a lo largo de la cadena, y los movimientos especulativos por parte de la industria, la distribución y la comercialización, han hecho que el sector de la aceituna de mesa lleve enlazando varias campañas con muy bajos precios en origen, tal y como ocurre con el aceite de oliva y otros sectores. Esto perpetúa una situación ruinosa para los productores, que no logran cubrir los altos costes de producción. Por ello, durante el verano de 2018, UPA Andalucía encabezó junto con los olivareros importantes movilizaciones en nuestra comunidad. De todo ello, se consiguieron logros reseñables, como el ansiado reconocimiento de la IGP para la Gordal y la Manzanilla de Sevilla, mayores controles a través de la AICA para revisar los contratos de compra-venta en los puestos de compra de aceituna, y cierta inversión en promoción desde la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda).