El Gobierno formaliza el contrato por escrito en el sector pesquero

Barco pesquero. | Cofradía Pescadores Marbella

Madrid | El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Real Decreto para la mejora de las condiciones de trabajo en el sector pesquero y elevar el nivel de protección de los pescadores en los buques españoles, con medidas como la formalización del contrato de trabajo por escrito y deber de ofrecer información a la persona trabajadora sobre los aspectos esenciales del contrato.

De esta forma, el Ejecutivo culmina la transposición de la directiva comunitaria 2017/159, adoptada el 19 de diciembre de 2016, tras el acuerdo de los interlocutores sociales europeos del sector pesquero. La aprobación de este real decreto es un paso previo para la ratificación del Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre en trabajo en la pesca.

Asimismo, se establecen las condiciones mínimas que deben cumplir los alojamientos de la tripulación, se introduce un derecho a la repatriación al país de residencia en caso de que la relación laboral se suspenda temporalmente o se extinga definitivamente, se garantiza el derecho del trabajador a la atención médica, especialmente en los casos de desembarco en puerto extranjero, y no se permite el trabajo nocturno a las personas menores de 18 años.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que esta norma eleva el nivel de protección de los pescadores adoptando un conjunto de estándares «elevado» existente en el mundo de la pesca. Asimismo, ha explicado que la mejora de las condiciones laborales del sector pesquero se llevará a cabo de forma armonizada con el resto de Estados miembros de la Unión Europea, reforzando por tanto el mercado interior y la dimensión social de la norma europea.

«Se transmite una señal clara e inequívoca a países no comunitarios titulares de grandes flotas pesqueras para que esa competitividad no se haga depender de una inadecuada protección de los trabajadores del sector pesquero que con esta norma siempre y en cualquier caso tiene que quedar garantizada», ha resaltado Montero.

La aprobación de este Real Decreto, junto con la obligación de que el contrato de trabajo de las personas trabajadoras en el sector pesquero se realice siempre por escrito, y la obligación de concretar un seguro de repatriación aprobada en el Consejo de Ministros del pasado viernes, completan la transposición de la Directiva.

Este Real Decreto responde a una de las principales demandas del sector pesquero para mejorar las condiciones de trabajo en un sector clave para la economía española.

Esta normativa, fruto del consenso de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas del sector, crea unas condiciones equitativas de competencia con otros países de la Unión Europea, al tiempo que refuerza el mercado interior y la dimensión social a nivel europeo.

Finalmente, con la adopción de esta norma se equipará la situación de los pescadores con la de otras profesiones del sector marítimo, como las de la marina mercante, que ya disponen de una normativa similar.