El sector agrícola factura 733 millones, un 8,8% menos que en 2018

Olivos. | DesdeMálaga

Málaga | La cifra final de facturación del sector agrario malagueño alcanza en 2019 los 733.01 millones de euros, un descenso del 8.80% respecto al año anterior, en el que se alcanzaron 803.78 millones de euros. Según ha adelantado ASAJA en el Balance Agrícola de la provincia 2019.

La agricultura, con una cifra de 613.32 millones de euros, disminuye su facturación respecto a 2018 un 17.74 %. Casi todos los sectores importantes de la agricultura malagueña han descendido, tanto olivar como frutos secos, cítricos, tropicales y hortícolas (en menor medida). Volvemos a los niveles de 2015.

La ganadería, con una facturación de 119.69 M€, ha incrementado un 9.93% su facturación respecto a 2018 pero en este caso con incrementos. El porcino blanco y la leche de cabra son los sectores con un incremento importante en 2019 y que repercuten directamente en el alza de la facturación.

La leche de cabra incrementa facturación un 7%

La leche de cabra ha incrementado su facturación un 7% mientras que la carne de chivo continúa con su descenso (un 4% respecto a 2018), llegando a ser la cifra de facturación más baja (6.99 M €).

El olivar, record de producción pero no de facturación

La facturación total del olivar de 2019, con un valor de 224.77 M € ha descendido un 11,7 respecto a 2018. En el aceite ha sido de 216.03 millones de euros. De nuevo record de producción de aceituna de mesa, pero la bajada del precio arrastra a un descenso de facturación de un 29%.

Descenso de un 11.5% de los tropícales

Los cultivos tropicales de la provincia han generado una facturación de 137.63 millones de euros, un 11.5 % menos que en 2018. La campaña de aguacate se ha desarrollado sin problemas y con la velocidad de crucero que ya es característica del sector. La facturación ha alcanzado los 108.07 millones de euros, un 10% menos que en 2018, con precios aceptables y con producciones similares. La campaña de mango, reduce su producción e incrementa levemente el precio respecto a 2018. 

Los cítricos pierden un 25% de facturación

Los cítricos malagueños, concentrados fundamentalmente en el Valle del Guadalhorce, han facturado 51.04 millones, un 25% menos que el año anterior, y que podía haber sido incluso mucho peor. El inicio de campaña marcada por un retraso en la maduración de los frutos, presencia importante de calibres bajos, falta de demanda, y fruta de Sudáfrica y Egipto arrastraron a esta campaña tan pobre.

La almendra se recupera

El almendro, ha recuperado un poco la tendencia a la baja, con un mantenimiento de los precios, aún lejos de las cifras de 2015 y 2016 y una producción superior a la de 2018 que le ha llevado a facturar un 10% más que en 2018.

La castaña ha sido un desatre

La producción y comercialización de la castaña de la Serranía de Ronda ha sido un desastre sin paliativos, de las 2.500 Tm producidas, se han quedado sin recoger unas 700 por mala calidad, debido a los problemas acumulados de sequía, la avispilla y los precios. La facturación ha sido ridícula, un 67% inferior a la de 2018.

Los vinos sigue en níveles bajos

El viñedo en general sigue en niveles bajos de facturación, pero mantiene una línea estable sobre todo en la uva destinada a vinificación, y con caída, una vez más, de la facturación de uva pasa.