Investigadores del Ifapa iniciarán en abril la validación del alga asiática como compostaje

Caladeros llenos de alga asiaticas. | Archivo

Redacción Almería | Cuatro investigadores del Centro Ifapa El Toruño, en El Puerto de Santa María (Cádiz) y uno del ubicado en La Mojonera (Almería) vienen realizando desde hace un año el estudio de este alga, mientras la Junta de Andalucía, de forma paralela, ha venido reclamando la declaración como especie invasora por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, algo que no ha ocurrido hasta hace un par de semanas.

Uno de los objetivos prioritarios es determinar su viabilidad como biofertilzante. Para ello se ha iniciado el compostaje en las instalaciones almerienses con material recogido en la costa de Tarifa. La previsión es finalizar este proceso durante el primer trimestre de 2021 y, a partir de entonces, iniciar los ensayos en semilleros para validar el compost obtenido.  

El estudio, que está previsto que se prolongue hasta mayo de 2022, también incluye entre sus objetivos determinar la velocidad con la que el alga capta nutrientes del medio y su respuesta específica de crecimiento en comparación con una especie nativa de características morfológicas similares, así como determinar la caracterización bioquímica de extractos ricos en compuestos funcionales de biomasa del alga asiática procedente de poblaciones fijadas y arribazones. Por último, se completará un análisis preliminar del potencial de depredadores del alga tal como equinodermos y peces herbívoros para el control de poblaciones del alga.  

La presencia del alga invasora se detectó por primera vez en Andalucía en  2015. Desde entonces se ha reportado su presencia en numerosas ocasiones, sobre todo en el estrecho de Gibraltar y su entorno.

El pasado verano causo estragos a la pesca de Marbella

Archivo | La Cofradía de Pescadores de Marbella estuvo amarrado 25 barcos de artes menores y dos de arrastre ante la imposibilidad de salir a faenar. Cada vez que los pescadores echan sus redes al mar estas se llenan de este alga de color pardo que no deja traspasar el agua ni capturar a los salmonetes, jibias, lenguados o besugos propios de la época.

Estos cifran en cerca de 400.000 euros las pérdidas durante los últimos meses y claman una solución antes del comienzo de la temporada de la pesca del pulpo a partir del 1 de octubre y que supone el 70 por ciento de los ingresos de los profesionales de la pesca. “Lo que se recoge en la playa es un porcentaje mínimo comparado con lo que hay en el mar. No podemos echar una red al agua desde hace meses y no sabemos qué va a pasar”, indica.

En Marbella, el Ayuntamiento retiró más de 750.000 kilos de algas del litoral solo en el mes de julio. Las más afectadas son las playas de San Pedro Alcántara si bien la presencia de esta especie invasora es mucho menor en las del centro de Marbella y Puerto Banús.