La producción de aceite de oliva puede caer un 50% si no llueve en septiembre

Olivos. | DesdeMálaga

Mengíbar (Jaén) | El Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha vuelto a reunirse para analizar los últimos datos de campaña, realizar el primer aforo regional y dar cuenta del estado de las negociaciones con Bruselas en lo relativo a la propuesta de autorregulación del sector.

Atendiendo a los informes técnicos presentados por cooperativas y las principales provincias oleícolas, la sectorial andaluza ha llevado a cabo las primeras previsiones de campaña 2019-2020, marcadas por la vecería del olivo pero sobre todo por la escasa lluvía.

Andalucía produciría un 48% menos de aceite que en la campaña actual; concretamente, se esperan cerca de 760.000 toneladas, frente a 1.459.721 del ejercicio en curso. El descenso sería especialmente severo en Jaén, donde se estima una merma que podría llegar al 55% o el 60% A nivel nacional, las previsiones realizadas en el día de hoy, rebajan algo más el aforo de julio, hasta el entorno del millón de toneladas, lo que supondría una disminución superior al 44%; representantes de la provincia de Toledo, han hablado de reducciones por encima del 80%.

Por lo que respecta a la campaña actual, el Consejo Sectorial de Aceite de Oliva ha analizado los datos provisionales, a 31 de julio, elaborados por la AICA, según los cuales en el mes finalizado se habrían comercializado 140.000 toneladas de aceite de oliva, el mejor dato del ejercicio, del que el 68% correspondería a exportaciones. Las salidas medias mensuales se situarían, por tanto, en 129.000 toneladas, las segundas mejores del histórico, aunque por debajo de la campaña de referencia 2013-2014.

Descenso de producción en Estepa (Sevilla) y Puente Genil (Córdoba)

El descenso en la provincia de Sevilla, y en concreto en la comarca de Estepa, puede ser incluso mayor, según advierte el gerente de Oleoestepa, Álvaro Olavarría. Las lluvias que pueden caer en septiembre pueden recuperar parte de la cosecha.

Tras una presente campaña récord en el caso de las comarcas de Estepa y Puente Genil, que cerraron con 53 millones de kilos de aceite de oliva, un 40% más que la anterior, las previsiones para la próxima temporada son pesimistas debido al déficit de lluvias durante el invierno y la primavera.

Pero la campaña no está decidida aun. Las precipitaciones que puedan caer en el próximo mes de septiembre van a ser determinantes. Pueden contribuir a recuperar el fruto para su rendimiento graso.

Cabe recordar que Puente Genil (Córdoba), esta a 40 km de Antequera. La previsión de lluvia o sequía afecta en mayor o menor medida.