Los criadores de cabra malagueña quieren que su leche no se venda a otras marcas

Cabra malagueña. | Archivo

Casabermeja | La Asociación de Criadores de la Cabra Malagueña, además de buscar la promoción sobre la calidad de esta raza autóctona y en expansión, así como la mejora genética de la especie, lucha para acabar con el hecho de que más del 80% de la leche sea vendida a granel a otras marcas que la envasan o transforman. Esto hace que en muchas ocasiones los costos de la explotación para los cabreros sean mucho más elevados que los beneficios.

la Asociación de Criadores de la Cabra Malagueña de Casabermeja, cuya responsable de Turismo, Toñi Trujillo, explica que ya hay al menos 35 queserías artesanales que se están dedicando a «transformar nuestra materia prima, nuestra leche, en queso, para así comercializar». De hecho, Trujillo destaca que en Málaga se encuentra una de las queserías artesanas más grandes de toda la comunidad andaluza y que va camino de internacionalizarse.

Actualmente, Málaga es la provincia de toda Europa que tiene más cabras «con diferencia». Alrededor de 1.500 ganaderías dan trabajo directo a unas 3.000 personas y de forma indirecta a más de 6.000. Según Trujillo, este sector es uno de los grandes pilares económicos y gastronómicos de la zona pues «tenemos más de 200.000 cabezas de cabras en la provincia de raza autóctona muy buena». Concretamente, la cabra malagueña es una de las 3 razas autóctonas- del total de 17- de toda España que está en expansión, mientras que el resto está en peligro de extinción porque «no son económicamente rentables».

Para preservar la raza y la economía de los cabreros, más en esta situación de pandemia, la Casa de la Cabra Malagueña en Casabermeja vuelve a lanzar su oferta turística mensual con todas las medidas de seguridad. Desde actividades para dar a conocer esta materia prima y difundir la calidad de la leche y la carne, hasta programas para mejorar «aún más» la raza caprina.