Se prevé que la campaña del mango sea mala por la reducción en la producción

MAngos de la Axarquía. | DesdeMálaga

Vélez-Málaga | El carácter vecero del árbol del mango debía este año ofrecer un mayor volumen de frutos, sin embargo, ha sucedido lo contrario. Las inclemencias meteorológicas han provocado una reducción de la producción de al menos un 25/30% a nivel general. En primer lugar, la floración no se desarrolló correctamente y posteriormente el frío, la lluvia y el calor extremo han hecho mella en el volumen. Así, de 34 millones de kilos de mango que se obtuvieron en la provincia malagueña hace dos años (récord en producción), pasaron a 26 en la campaña pasada y para esta prevén que no se alcancen los 20 millones.

Para Javier Braun, presidente de la Asociación Española de Frutas Tropicales, este fuerte descenso no se ha logrado compensar con las buenas cotizaciones que ha tenido la fruta en el mercado, de, 1,30-1,50 euros/kg de media en origen.

Añade que, “El sector se encuentra ahora en pleno desarrollo de la campaña de aguacate, muy preocupado por la incertidumbre que esta segunda ola de COVID-19 pueda ocasionar en la demanda: El freno de actividad que tiene la restauración, que es un canal importante para esta fruta, puede mermar en gran medida la demanda”.

Comenta Braun, quien añade: “El consumo ahora no es tan acentuado como en el primer confinamiento y no sabemos qué sucederá con el aguacate”.   Además, comparten mercado con la oferta de países terceros como Chile y México que frenan el consumo. Afortunadamente, el aguacate permite mantener el fruto en el árbol más tiempo y esperar a que haya una mejor situación de mercado.