El RC Deportivo concluye el ERE con sólo un caso pendiente en los juzgados

Entrenamiento. | RC Deportivo

Redacción La Coruña | El RC Deportivo de La Coruña concluye el expediente de regulación de empleo (ERE) tres meses después. El club gallego, que abandonó el fútbol profesional en 2020, presentó en julio un ERE con el objetivo de “reestructurar la grave crisis económica de la entidad”.

Según ha informado La Voz de Galicia, la entidad ha cerrado el proceso con la gran mayoría de acuerdos firmados (once de trece futbolistas), dos rescisiones de contrato (Celso Borges y Uche, que costaron cerca de un millón de euros), y un contrato que se ha judicializado, el de Pablo Pereiro, exgerente del club.

El RC Deportivo decidió negociar con los trece jugadores que tenían firmada una ficha superior a 150.000 euros, el tope salarial fijado por la directiva para acometer el ajuste económico para poder mantener sus operaciones en Primera Rfef esta temporada.

El ERE respondió a la crisis económica que sufre la entidad desde hace unos años, que se ejemplifica con las pérdidas de 7,6 millones de 2020-2021 tras el descenso a Segunda B. Entonces el coste bruto de la plantilla deportiva se situaba en 3,8 millones, y para la actual temporada, se incrementaba un 42%, hasta 5,4 millones.

Cuando el proceso se inició hace tres meses, la entidad contaba con una plantilla de 34 deportistas profesionales (en los que se incluían también técnicos y staff) y 58 trabajadores corporativos del club.

Está previsto que Abanca, máximo accionista del club con un 78% del capital social, se comprometa a aportar fondos necesarios para asegurar la viabilidad de la entidad y asumir las pérdidas del Deportivo.