El Amorebieta asalta La Rosaleda

Celebración del primer gol del Amorebieta. | LaLiga

DesdeMálaga Málaga | Ambos técnicos salierón con todo, El Málaga con su once habitual con Brandon bajando a recibir en la medular para desatascar el juego. Los vascos, con Larra y Seguín siendo muy profundos por los costados.

El Málaga comenzó dominando los primeros minutos, pero le duro poco, como en el anterior partido de LaLiga contra el Burgos, que le marcarón pronto. Esta vez, fue en el minuto 9′, Guruzeta, en posición legal, aprovechó el fallo de coordinación atrás de su rival, encaró y batió a Dani Martín con un remate raso cruzado (0-1).

Un error en la defensa, hizó que los zornotzarras, se adelantarán en el marcador. El Málaga intentaba reponerse del mazazo, pero no podía. El Amorebieta controlaba el uno contra uno, recuperando rápido los balones. La conexión Jairo-Cufré estaba desaparecida, no salía por ningún lado.

El Amorebieta veía que se le podía hacer daño, por las áreas controlando el balón. Obi hacía daño cada vez que le pasaba el cuero a Larra. Hasta que empezó a asentarse con cierto pelígro, todo era cuestión de esperar para dísparar y marcar. El Máalga se descomponía en el campo, las líneas fuera de su sitio, sin meter presión, sólo buscaban las faltas (como no tenián el balón). Pero contra más presionaba el Málaga, peor. Vino el segundo, de otro error en la defensa, Obieta, más listo que nadie, descargó para la incorporación de Gorka Guruzeta, que encaró y definió (0-2).

La afición se estaba empezado a malentonar, con el espectáculo que estaba viendo. Pocas ocasiones, alguna de Víctor Gómez y Peybernes. El Amorebieta bién cerrado por las bandas. El partido se iba calentado cerca del descanso, las faltas eran cada vez más pelígrosas.

En el inicio de la segunda parte, el cuadro andaluz se ha hecho con la posesión y ha movido el cuero en busca de huecos para hincarle el diente a la defensa zornotzarra. No especulaba con el mercador, quería más. El Málaga salío más a la defensiva.

José Alberto puso a Kevin, para retener más el balón. El Málaga tenía que picar piedra para llegar al área cada vez más cerrada. Victor Gómez y Kevin buscaban los huecos, para enlazar una jugada. El Amorebieta llegaba con facílidad. Larra y Olaetxeta marcaban la pauta en los ataques. José Alberto no tenía claras las ideas, Puso Antoñín. Iñigo Vélez, también cambiaba puso a Amorrortu y Aldalur.

El partido se convirtio en faltas por doquier, comenzarón las amarillas, Genaro vio la dobel amarilla en dos minutos (75′ y 77′). La afición se calentaba y no aguantaba más se empezaba a desfilar por el graderío. El Málaga era un desastre en el campo, desdibujado sin balón, no le salía nada, mostrando su peor versión. Todo era cuestión de resistir para el Amorebieta, para tener sus primeros tres puntos fuera de casa. El Málaga marco, no exactamente, fue un gol en propia puerta del Amorebieta, para poner el 2-1. Fue el el 90+4′,  Víctor Gómez y Luengo, en el intento de despeje, se la metió en su propia portería. En fin primera derrota del Málaga en La Rosaleda. Otro partido para olvidar.