El Málaga se lleva los puntos ante un Sporting que merecío más

Juande controlando el balón. | Diario AS

Málaga | El Málaga ha vuelto a ganar en La Rosaleda, esta vez, frente a un ríval de entidad como es el Sporting de Gijón. Las rotaciones en los dos equipos han marcado el once inicial. En el Málaga, Sergio Pellicer volvio a poner a Dani Barrio en la portería.

El Sporting perdio los tres puntos de manera polémica desde el incio del partido, ya que en el minuto 7, se le anulo un gol por fuera de juego, Cumic  recibió dentro del área desde la derecha y fusiló por debajo de las piernas a Dani Barrio. No subio al marcador, pero demostraba que el Sporting venia a ganar el pertido.

En un error llegó el gol

Con esa dinámica en los primeros minutos, el Sporting se fue adueñando del partido. El Málaga buscaba el error defensivo del ríval. Esperando y organizandose en mediocampo. Para ello recurrío a las faltas, la única manera de buscar el balón parado.

Los de David Gallego, buscaban romper la presión de la segunda línea, para así poder alcanzar el área. El Málaga presionaba por los laterales y centrando el juego por Escassi y Yasmin.

El partido se volvio en ataques continúos en ambas porterías.Tanto es así que los tiros a puerta han sido similares (11:10). Destacar también a los dos porteros, ya que han estado a la altura, con buenas intervenciones.

Pero cuando mejor jugaba el Sporting vino un contragolpe, en una jugada muy recurrente que pillo a los gijoneses, en su zona. Tras recuperar en campo propio montó una contra letal. La pelota acabó en los pies de Caye Quintana, que puso un centro medido desde la derecha para que Juande, remata de cabeza en el punto de penalti anotando el único gol del encuentro (1-0).

El Sporting no se encontraba

El Sporting lo intentaba, una y otra vez, pero se encontraba con incovenientes. Se iba fuera de la portería como la que tuvó Guille Rosas o la de Saúl García. En el Málaga destacar a Juande que hizo una buena primera parte.

La segunda parte empezó con cambios pero para el Sporting, ya que Gallego no lo veía claro quito a Cumic por Gaspar Campos. Buscando algo más de velocidad. Tras esto vinó (otra polémica) con el VAR, ya que se le anuló, otro tanto al Sporting. Aitor recibió un pase de Gragera dentro del área y fusiló a Barrio con un tiro seco al palo contrario. Inicialmente pitó fuera de juego pero Escassi pudo habilitar la posición al rozar el balón con el hombro.

El Málaga llegaba a portería

Otra vez, no le salián las cosas al Sporting, que mereció el empate. Llegaba pero no le salía. El Málaga en cambio le iban saliendo las cosas e iba llegando a portería.

Pero los del Sporting , luchando hasta que el árbrito pito el final del partido, ya que tuvo una ocasión clara en el 90+4 de partido, y es señal importante de que lucha los encuentros. En una falta de Lombán a Djuka, este pegó un disparo que lo despejo Dani Barrio. Al final victoria del Málaga que se lleva los tres puntos.

Los asturianos, a pesar de este bache, están mostrando grandes maneras en labores defensivas con solo tres goles encajados.

Polémica otra vez con el VAR en La Rosaleda

Aitor García, tras una buena asistencia de Manu García que incluso desviaba Alberto Escassi con la mano. En primera instancia, el colegiado del partido, Eduardo Prieto Iglesias, anulaba el tanto. La jugada sigue dejando muchas dudas, ya que es únicamente el brazo de Aitor el que está por delante del defensor a la hora del pase de Manu García. Lo cierto es que la imagen no es para nada clara. El VAR no válido el gol del Sporting.

Según el Reglamento de esta temporada sobre el fuera de juego dice,Se considerará que un jugador en posición de fuera de juego no ha sacado ventaja de dicha posición cuando reciba el balón de un adversario que juega voluntariamente el balón incluida la mano voluntaria, a menos que se trate de una «salvada» por parte de un adversario“.

Hasta la temporada pasada, cuando un jugador tocaba el balón con la mano dejando el esférico a un adversario el balón, estando este en fuera de juego, la jugada quedaba invalidada. Sólo será fuera de juego si procede de una parada del portero. El tanto debío de subir al marcador.