‘Tiburón’ Blanco enseña el camino

Gustavo Blanco celebrando el gol. | LaLiga

Málaga | El Málaga CF sigue invicto en el Estadio La Rosaleda, sexta victoría en casa del equipo blanquiiazul. Con un Numancia mermado por las bajas, Nacho se lesiono en el último entrenamiento antes de venir a el equipo a Málaga.  El equipos soriano se presento con Guillermo, en el once y Keko por Escassi, como novedades. El Málaga tambíén sufrio una baja de última hora como la Harper. Además regresaba al once Dani Pacheco y Koné.

En los prolegómenos del partido, Ben Barek le entrego a Munir el trofeo a mejor jugador del mes de LaLiga 123. Con todo esto se presentó el partido en una noche fresca en la capital de la Costa del Sol.

El partido comenzó con un ataque del Málaga, en el que aparecio Gustavo Blanco, que cada vez que aparece muerde al rival, no desaprovechó la ocasión y marcó a los 40 segundos de partido. Primera ocasión, primer gol en el marcador. El entrenador numantino, López Garai, no se lo creía que tan poco durase el equipo, en el campo de Martiricos.

El Numancia intentó, pero no pudo levantarse apenas llegaba a portería, eso si tuvo la posesión del balón en ambas mitades, pero muy pocas con peligro para la portería de Munir. Koné tuvo dos ocasiones una fue un pase con peligro de Juanpi, que disputó los noventa minutos y recuperado en su estado de forma de años anteriores. La primera parte tuvo eso alguna amarilla y pocas ocasiones de peligro por ambos equipos.

La segunda parte comenzó con el mismo guión, Blanco preparado para apuntalar el partido con un mal control del numantino Dani Calvo que recoge Blanco y gol. El segundo, otra vez volvío a aparecer para hacer daño, el Numancia desaparecio durante la segunda mitad. Lopéz Garai, no se podía creer que el partido se resolviese para el Málaga así, con errores similares.  Gustavo Blanco no perdona.

En una noche larga de verano, escuche en una radio argentina a un narrador en un partido, que se hacía esta pregunta ¿Qué es un buen jugador? Él mismo se auto respondío, “Un buen jugador no importa las cualidades que tenga, no tiene que ser fisícamente un portento ó puede no tener velocídad, pero sinceramente este jugador lo es”.

Destacar que Muñiz, no realizo el típico cambio, dejó en el campo a Ontiveros y Pacheco juntos durante la segunda mitad, esta vez realizó el cambio por Koné, que realizó un buen partido y una asistencia.

Lo demás poco importa, decir que el Numancia tiro a puerta con cierto peligro cuando ya estaba acabando el encuentro y se supo que Munir estaba en la portería. Con el 2-0 el Málaga recupera el liderato, que “perdio” durante el fin de semana, ya que no se había completado la jornada.