Víctor Sánchez pide respeto hacía su intimidad y como fue su salida del Málaga

Víctor Sánchez del Amo, explicando lo sucedido en rueda de prensa. | 101tv

Málaga | Víctor Sánchez del Amo ha comparecido ante los medios en el Hotel Gualdalmar para explicar la situación que está pasando él como víctima de una extorsión a su intimidad, además de contar como fue despedido del Málaga CF tras el partido contra el Oviedo.

Para empezar ha dicho que «Es un tema de máxima gravedad, no para ser tratado de manera banal. Estamos hablando de un asunto muy grave, que lleva a suicidios. No he aceptado su chantaje, porque es un asunto muy grave». Él sólo pide una cosa, «Pido el más absoluto respeto a mi intimidad, y a mi familia», explicó,

Reconcoce que se «Están investigando 700 o 900 perfiles que han cometido un delito al difundir unas imágenes obtenidas sin mi permiso», añadiendo que «puede ir a más». Con ello ha querido reflexionar sobre el tipo de sociedad que estamos creando, «¿Hacia dónde vamos? ¿Para esto sirven las redes sociales? Hay que tener sentido común. A cualquier persona que le llegue un contenido de ese tipo, sea sobre él o sobre un conocido, ¿qué se le ocurre hacer? Debe ir a la policía a denunciarlo«.

«No accedí al chantaje para no potenciar a las bandas mafiosas que están detrás y animo a los que sufren esto que vayan a la Policía”

Alertando que no se les siga el juego a los chantajistas al compartir ese tipo de imagenes, «De manera consciente o inconsciente, estás siendo colaborador de estas bandas mafiosas que termina fatal en muchos casos. Por favor, a las autoridades y los políticos: no puede seguir así», pidió públicamente.

Destitución del Málaga CF

Por otro lado, Víctor Sánchez ha hablado de como fuerón las últimas horas antes del partido contra el Oviedo. Que ya había transcendido el video por redes sociales.

Lo ha contado así, «El martes a última hora de la tarde, el club a través de su director general, vía whattsapp, me manda un comunicado en el que me aparta del equipo para investigar los hechos. Además, me comunican que me impiden el acceso a cualquier instalación del club así como a cualquier empleado del club, incluido mi cuerpo técnico. Ni una pregunta sobre mi familia o sobre cómo lo estoy pasando», Añadiendo que «Me emplazan para el día siguiente en La Rosaleda. A la vez, envían el comunicado informando que me apartan. Imaginad cómo es mi estado de ánimo con la que me está cayendo», añade. 

Con todo esto, «Mi respuesta es sencilla: ‘pagadme lo trabajado hasta el día trabajado y me voy‘. Para no complicar nada. La respuesta del club, mejor no la califico.

«La propuesta del club es renunciar parte del salario ya trabajado. Sólo pedí ‘dame la cuenta y si no me queréis, lo arreglamos’. Me ofrecen menos. Me parece indigno».

Incideiondo que «Luego manifiestan que quieren controlar mi manifestación sobre el hecho. Eso es indignante, y no voy a permitir que me controlen cómo voy a comunicar lo que voy a decir. He acatado mientras he sido empleado del club», ha finalizado.

Te puede interesar: