CSIF denuncia que Dulcinea ha despedido a once trabajadores en represalía por las protestas de impago

Protestas trabajadores Dulcinea. | CSIF Málaga

Málaga |CSIF Empresa Privada Málaga alerta de los abusos laborales por parte de Dulcinea Nutrición en las residencias militares de Málaga, que en los últimos días ha despedido a cinco trabajadores del servicio de cafetería y cocina en represalia por las protestas que se están llevando a cabo contra los impagos. Estos despidos se suman a los seis que la empresa efectuó hace menos de un mes, cuando comenzaron las protestas a las puertas de Castañón de Mena para exigir el pago de salarios.

El sindicato pide la nulidad de los despidos

El sindicato ya ha iniciado los trámites legales para solicitar la nulidad de los despidos, entre los que se encuentran los trabajadores con mayor antigüedad de contrato y el representante sindical en la empresa, lo que supone una vulneración de la Ley Orgánica de Libertad Sindical. CSIF denuncia, además, que los despidos se producen después de que Dulcinea amenazara a los trabajadores por ejercer su derecho constitucional de protesta desde que la empresa dejó de pagar los salarios.

La Central sindical considera absolutamente nulos los despidos, que responden a las protestas que los trabajadores vienen protagonizando, y advierte que continuará con el calendario de movilizaciones previsto para reclamar el pago de las nóminas e indemnizaciones a los trabajadores.

CSIF remite al Ministerio de Defensa la revocación del contrato

Al mismo tiempo, CSIF ha exigido, en un escrito remitido a la Junta de Contratación del Ministerio de Defensa, que se atienda de una vez el conflicto laboral provocado por Dulcinea en las residencias militares de Málaga, rescindiendo cuanto antes el contrato con esta empresa; una opción contemplada en el artículo 211 de la Ley de Contratos del Sector Público por el impago de salarios.

Este sindicato denuncia en su escrito que la Administración ha tenido conocimiento de la situación desde el primer momento y no ha realizado actuación alguna que palie o aminore las consecuencias tan negativas que está acarreando para los trabajadores. CSIF exige al Ministerio de Defensa que asuma la parte de responsabilidad que le corresponde, velando por el cumplimiento del pliego de condiciones y rechazando todo abuso laboral, y respalde con sus actuaciones al conjunto de trabajadores afectados.

Los trabajadores lleván dos meses de impagos en nómina

CSIF recuerda que la plantilla lleva sin cobrar dos meses, durante los que la empresa tampoco ha informado ni recibido a los trabajadores. Esta absoluta falta de información por parte de los responsables de Dulcinea a la plantilla ha acrecentado el clima de incertidumbre en los centros de trabajo, mientras los responsables de las residencias militares obvian la situación.

Trabajadores abandonados por las instituciones

CSIF subraya que los trabajadores se han visto abandonados por la Administración y los responsables de los centros de trabajo, pese a los evidentes abusos laborales que Dulcinea Nutrición viene cometiendo desde que asumiera la gestión del servicio de cafetería y cocina.