El Málaga CF aprueba las cuentas anuales de 2019, suspendiendo la gestión

Junta de accionistas del Málaga CF. | Málaga CF

Málaga | La Junta de Accionistas del Málaga aprobó las cuentas del Málaga en el ejercicio de la temporada 2018/2019, aunque con algunas salvedades. Los accionistas minoritarios (APA) votaron en contra de dichas cuentas al igual que de la gestión del consejo de administración de aquella temporada, mientras que el administrador judicial se abstuvo.

Con un año de retraso pero finalmente tuvo lugar la Junta General de Accionistas y a ella asistieron los miembros de la Asociación de Pequeños Accionistas, Antonio Aguilera, Jesús Burgos y Francisco Valverde, así como el consejero de protocolo y relaciones institucionales del Málaga CF, Francisco Martín Aguilar. Se esperaba una posible representación legal de los Al-Thani pero no apareció nadie relacionado con el catarí. 

El punto principal del día, el examen y aprobación de las Cuentas Anuales del Club correspondientes a la temporada 18/19 en el período comprendido entre el 1 de julio de 2018 y el 30 de junio de 2019.
En ese primer punto fueron aprobadas las cuentas anuales con el voto en contra de la APA y la reserva expresa del administrador judicial sobre el contenido de dichas cuentas.

El segundo punto, relativo a la aprobación de la gestión del anterior Consejo de Administración, la APA votó en contra y el administrador judicial se ha abstenido, no aprobándose el segundo punto de la Junta General Ordinaria del Málaga CF. 

Antes de que termine este año se debe celebrar otra Junta Extraordinaria para la prsentación y aprobación del presupuesto para el 2020.

Resumen de las cuentas anuales

El club cerró 2018-2019 con unas ganancias de 3,38 millones de euros, un fuerte ajuste respecto a los 12,48 millones que obtuvo el año anterior, pero relevantes si se tiene en cuenta el desplome de ingresos que sufrió por el descenso.

La cifra de negocio del club se contrajo un 40,2% interanual durante el último ejercicio, hasta 42,58 millones de euros, un descenso que habría sido mucho mayor de no ser por la ayuda de LaLiga, que fue de 20 millones. Además, las plusvalías por traspasos fueron un 59,3% inferiores, situándose en 8,76 millones de euros.