El proyecto Intu Puerto de Mediterráneo en pelígro

Proyecto Intu Puerto del Mediterráneo en Paterna (Valencia). | Archivo

Redacción Valencia |  La quiebra del gigante británico de centros comerciales Intu Properties y el atasco provocado por el bloqueo del proyecto en la Generalitat Valenciana han propiciado que la sociedad propietaria del proyecto valenciano tenga un agujero de once millones de euros en su estado patrimonial.

Con el fin de sanear contablemente su filial en Valencia, a la espera de una posible compra de la mitad del operador birtánico, Intu-Eurofund han asumido el riesgo reconvirtiendo en préstamos participativos créditos por valor de trece millones de euros concedidos por la matriz de Luxemburgo, Intu Eurofund Development, según informa El Confidencial.

La sociedad Intu Eurofund Valencia, propietaria del proyecto, cerró el ejercicio de 2019 con casi nueve millones de euros de pérdidas tras finalizar la etapa de su inversión inmobiliaria, basada en la adquisición de una parte de los terrenos y en la firma de opciones de compra a propietarios actuales.

Además de la quiebra de Intu, el proyecto está siendo retrasado por la negativa de la Generalitat valenciana, que considera perjudicial para el tejido comercial existente y tiene impacto medioambiental.

Para adaptarse a la legislación, el proyecto fue modificado y rebautizado como Intu Meditarrani. Además, se redujo su superficie un 25% al pasar de una edificabilidad de 500.000 metros cuadrados a 375.000 metros cuadrados. La sociedad prevé destinar 860 millones de euros al proyecto.

La sociedad propietaria del proyecto acudió a los tribunales, que fallaron a favor de que se reiniciase el proceso de evaluación. Intu-Eurofund ha presentado una reclamación por lucro cesante de hasta 238 millones de euros que está pendiente de sentencia.

Generalitat Valenciana recurrirá la sentencia del TSJCV

La Abogacía de la Generalitat presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) sobre el proyecto de centro comercial de Intu Mediterráneo en Paterna (Valencia).

Los letrados argumentan que el fallo choca con la legislación estatal y la directiva europea y por ello solicitarán al alto tribunal que dicte doctrina para “asegurar un proceso con todas las garantías medioambientales, sociales y económicas”, ha informado la Generalitat en un comunicado.

La sentencia del TSJCV, emitida el pasado mes de octubre, anulaba, por ser contraria a derecho, la resolución de la Conselleria de Vivienda que denegaba la propuesta de los promotores del proyecto comercial Puerto Mediterráneo y pedía una nueva memoria ambiental a la Generalitat.

Para la Abogacía de la Generalitat, “es la iniciativa privada la que ha de proponer soluciones y alternativas a las cuestiones planteadas en el informe de compatibilidad”, y la Administración debe “evaluar que estas se ajustan al marco general fijado”, pero no sustituir la iniciativa del promotor.