Maersk alerta de los atascos en los puertos

Contenedor de Maersk. | Archivo

Redacción Copenhague (DEN) | Una de las voces autorizadas dentro de la logística y particularmente en el transporte marítimo es la naviera Maersk, la segunda más grande del mundo. Desde la firma danesa han advertido de que la congestión de puertos y terminales seguirá provocando retrasos en las cadenas de suministro, además varios puertos importantes se enfrentan a unas condiciones «particularmente desafiantes».

El problema de China

Los barcos intentan evitar los retrasos provocados por el covid en China se dirigen directamente a Shanghái, lo que está causando una creciente congestión en el puerto de contenedores más grande del mundo.

Las empresas navieras están haciendo este cambio de ruta para evitar las demoras en la cercana Ningbo, que suspendió algunos servicios de camiones cerca de ese puerto después de un brote de covid-19, según expertos y transportistas. Los barcos también se están desviando a Xiamen en el sur, según muestran los datos de envío de Bloomberg.

La mayoría de los puertos de la zona norte de Europa están informando de importantes retrasos en las escalas de embarcaciones, que llegan a ser de hasta cuatro días. Mientras que en Reino Unido, sin embargo, Maersk asegura que los retrasos llegan a ser de hasta 10 días.

La terminal del Mar del Norte de Bremerhaven tenía una densidad de ocupación del 130%, y el Eurogate de Hamburgo y el Maasvlakte II de Maersk también informaron una densidad superior al 100%.

Baja la confianza del consumidor

El último boletín del Banco Central Europeo también lanza un aviso importante: la incertidumbre para 2022 sigue siendo muy elevada. «La información disponible basada en encuestas que resume las opiniones del sector empresarial sugiere que se espera que la situación siga siendo difícil durante la mayor parte, si no todo, de 2022″.

Sin embargo, otra opción o escenario que baraja el BCE, también negativa para la economía, es que ómicron reduzca el ímpetu de los consumidores (una menor confianza): «Si la demanda general de los consumidores disminuye como respuesta, podría haber una cierta relajación en las restricciones de la oferta global que, parece ser principalmente el resultado de una fuerte demanda».