Matthew Roberts abandona Intu Propieties tras entrar en concurso de acreedores

Matthew Roberts abandona Intu.

Londres (UK) / Madrid | El consejero delegado de Intu abandona el cargo. El máximo responsable de la compañía británica, Matthew Roberts, ha anunciado a los trabajadores de Intu que abandona el cargo de consejero delegado, que ostentaba desde abril de 2019.

Esta dimisión se da tras la entrada de la empresa en concurso de acreedores el pasado viernes al no poder alcanzar un acuerdo con sus prestamistas para refinanciar la deuda de 4.500 millones de libras (4.977 millones de euros) que arrastraba, según informan medios británicos.

Roberts fue nombrado primer ejecutivo de la compañía tras la salida de David Fischel y tras ser director financiero del grupo durante nueve años. Anteriormente, el directivo había sido director financiero de la compañía británica de grandes almacenes Debenhams.

La cartera de Intu, que ha pasado a estar gestionada por KPMG como administrador concursal, está formada por 17 complejos comerciales en Reino Unido, además del proyecto de Intu Costa del Sol, en Torremolinos (Málaga) y el 50% de Intu Xanadú, en Madrid.

El fondo surcoreano SRA Samsung se interesa por Intu Xanadú

Intu ya había recibido más de dos ofertas por el centro comercial madrileño antes de la entrada en concurso. En este sentido, Samsung SRA ha presentado una oferta no vinculante a la espera de poder viajar a Madrid para ver el activo en primera persona. En todo caso, el fondo dirigido por Chung Keun Kim buscaría un gestor para el activo en caso de cerrar la operación.

Todas las ofertas presentadas hasta el momento por la participación de Intu en Xanadú se encuentran entre 175 millones de euros y 200 millones de euros. Las mismas fuentes señalan que estas ofertas, realizadas antes de la presentación del concurso de acreedores, se encuentran por debajo de la valoración del activo.

La compañía británica valoró el complejo comercial en 540 millones de euros en el cuarto trimestre de 2019. El otro 50% de Intu Xanadú es propiedad de Nuveen, que no ha querido hacer comentarios al respecto de la operación. De todos modos, la compañía “sigue de cerca” los movimientos del mercado, explican fuentes del sector, ya que una rebaja en el precio de venta de la parte de Intu también impactaría en la valoración de su cartera.