Naviera Armas vende un buque para retener el accionariado en Transmediterránea

Buque 'Villa de Teror' vendido al Gobierno de Cánada. | Archivo

Redacción Madrid | La familia Armas podrá retener la mayoría del accionariado del grupo Naviera Armas Trasmediterránenea mediante una inyección de capital de unos 50 millones de euros, según fuentes financieras. La compañía se encuentra en estos momentos, según Expansión, negociando con sus acreedores, entre los que destacan Barings, Bain Capital, Cheyne Capital, JP Morgan y Banco Santander. El objetivo de la naviera es reestructurar unos 700 millones de euros en deuda, de los que 582 millones corresponden a dos emisiones de bonos con vencimiento en 2023 y 2024.  

Armas acaban de cerrar la venta del buque ‘Villa de Teror’, que se encontraba fuera del perímetro de Naviera Armas Trasmediterránea, al Gobierno de Canadá por unos 100 millones de euros, si bien pesaba una deuda de 50 millones sobre el barco. 

Estuvo haciendo la ruta a Melilla en abril

Naviera Armas Trasmediterránea ha posicionado al ferry “Villa de Teror” en la línea Melilla-Málaga y Melilla-Almería, en la que releva al ferry “Ciudad Autónoma Melilla”, que de momento queda amarrado en el puerto malacitano a órdenes.

Los bonistas reclaman cambios en el consejo de Naviera Armas

Los titulares de los bonos piden que se profesionalice la gestión. Planean aprovechar el conocimiento de la familia para la nueva era de la compañía. Pero también defienden la necesidad de incluir consejeros independientes, a cambio, están dispuestos a comprometerse con la viabilidad de la empresa. 

De esos 720 millones de deuda, 582 millones corresponden a dos emisiones de bonos. La primera es de 300 millones, expira en 2024 y ka otra tiene un importe de 282 millones y vence en 2023.

Naviera Armas se ha visto obligado a incrementar su endeudamiento, que alcanza ya los 1.000 millones. Ha obtenido un préstamo bancario de 40 millones avalado por el ICO y 75 millones más de dos fondos de deuda, Apollo y HPS.