Sonae Sierra crece pero sigue en pérdidas

Plaza Mayor Málaga.

Lisboa / Madrid | Sonae Sierra continúa en pérdidas a pesar de mejorar sus operaciones. La filial de centros comerciales de la compañía portuguesa cerró el tercer trimestre con unas pérdidas de 2,8 millones de euros a causa, según indica, de la nueva ley de arrendamientos en Portugal y del impacto del coronavirus

En este sentido, el estallido de la pandemia ha provocado una reducción del 40% en las rentas de la empresa desde principios de año. Además, la incertidumbre existente ha provocado que la cartera de activos de la compañía se haya devaluado en nueve millones de euros. La ocupación de la empresa se situó en el 96,4%.

Sonae ha cerrado los nueve primeros meses del año con una cifra de negocio de 4.908 millones de euros, un 6% más que en el mismo periodo de 2019. Sus ventas online se han duplicado entre enero y septiembre y han representado más de un tercio del crecimiento del negocio. El ebitda consolidado ha totalizado 436 millones de euros.

A pesar del contexto, las empresas de Sonae han continuado invirtiendo, aumentando la inversión (capex) un 36,5%, hasta los 376 millones de euros, reflejando la expansión de las operaciones y las adquisiciones del 50% restante de Salsa y del 7,38% del capital en NOS. A ello se suma la creación de más de 500 puestos de trabajo en los últimos 12 meses.

Por líneas de negocio, la facturación de Sonae MC ha crecido un 10%, hasta los 3.800 millones de euros, y las ventas comparables han superado el 7%. Por su parte, el ebitda subyacente ha aumentado hasta los 374 millones de euros, un crecimiento de doble dígito capaz de alcanzar un margen estable del 9,9%.

En cuanto a Sonae Fashion, su volumen de negocios ha sido de 232 millones de euros, un 16,6% menos como consecuencia de la pandemia. No obstante, el canal online ha mantenido el fuerte impulso y ha aumentado más del doble su rendimiento en el tercer trimestre del año frente a 2019.

Para Iberian Sports Retail Group (ISRG), el volumen de negocios total ha presentado una caída del 7% en el tercer trimestre, a pesar del significativo rendimiento del negocio online, que se ha triplicado en términos homólogos. En términos de rentabilidad, el ebitda ha acompañado la tendencia de ventas y ha hecho que la contribución del método de puesta en equivalencia en los resultados de Sonae haya sido casi nula en el trimestre.

Worten y los centros comerciales

Por su parte, Worten ha presentado un excelente crecimiento de ventas online, aumentando más del doble el volumen frente a 2019. Las ventas de las tiendas también han demostrado su resiliencia, ya que, a pesar de las restricciones en el número de visitantes, la conversión y el ticket medio han mejorado. Así, su facturación total ha alcanzado los 775 millones de euros hasta septiembre, un 4,3% más, con un aumento del ebitda subyacente de 11 millones (un 39% más en términos homólogos)

En el caso de Sonae Sierra, tras el confinamiento general en el segundo trimestre, ha registrado tendencias operacionales positivas durante el tercero, aunque por debajo de los niveles prepandémicos. Tanto las ventas de los comerciantes como el número de visitantes han mostrado señales de recuperación, con las ventas en septiembre y el número de visitantes situándose un 14% y un 22% por debajo del año pasado, respectivamente.

Además, Italia y España han registrado los rendimientos más fuertes de toda la cartera. Adicionalmente, la tasa de ocupación en la cartera europea se ha mantenido estable en un 96,4%.

A semejanza del segundo trimestre, el resultado directo del período ha sido negativo en 2,8 millones de euros, por el impacto de la ley de arrendamiento introducida en Portugal y los descuentos acordados con los comerciantes en las restantes geografías, principal impulsor de la reducción del 40% de los ingresos de las rentas desde el inicio del año. En total, el resultado neto de Sonae Sierra en los nueve primeros meses ha sido de 20 millones de euros menos.

En lo referido al tercer trimestre, los ingresos de la compañía han alcanzado los 1.773 millones de euros, un 6% más, apoyado por la fuerte contribución de Sonae MC y de Worten. Por su parte, el ebitda consolidado ha sumado 180 millones de euros, mientras que el resultado neto atribuible a los accionistas ha aumentado un 2%, hasta los 51 millones.