Demagogía por un puñado de arroz

Cartel demagogo culpabilizando a los parados de larga duración. | La Opinón de Málaga

Marbella | Un conocido restaurante de Marbella, Asador Guadalmina, ha puesto un cartel para intentar justificarse de que no se hacen paellas, ya que “nadie quiere trabajar”. Para ello, ha útilizado como ‘cabeza de turco’ a los parados de larga duración, ya que según el restaurador “los distintos gobiernos pagan subsidios de desempleo a los parados de larga duración“.

Esta última frase es FALSO, y útiliza la demagogia, para intentarse jutificar que no encuentra un empleado. Pues conviene recordar el significado de la palabra demagogia según el DRAE:

  1. Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular.

Pues es bien sabido que los parados de larga duración cuando se les acaba el subsidio de desempleo, ya sea por que no se encuentra un trabajo o se ponen a emprender. No reciben ningún tipo de ayuda, es más según los datos del SEPE. Los desempleados de larga duración con más de 45 años, apenas encuentran trabajo. Pese a eso, los distintas administraciones ayudan a las empresas para su contratación, con resultados fallidos.

Condiciones laborales

Según informa La Opinión de Málaga, el sindicato SAT, el asador ofrece un alta a la Seguridad Social de un 30 por ciento de la jornada laboral, una jornada de trabajo de 12 horas al día seis días a la semana y un salario de 900 euros, la mitad abonado en B.

Traducción para los lectores, 30% de la jornada laboral dado de alta a la seguridad social, en roman paladino, 3.5 horas diarias (menos de media jornada). Segundo 900 euros al mes mitad pagado en B (en negro, como el arroz). Trabajando 12 horas diarias.

Según la información, señala la secretaria del del establecimeinto, Vanesa Moreno «Hemos recibido miles de ofertas por un puesto de camarero, pero ninguna por el trabajo de arrocero. Te pones a solicitar entrevistas y poner horas y no viene nadie» (?) Aunque aseguran que el establecimiento asegura pagar 2.000 euros y facilitar el alojamiento para contratar, en agosto, a un arrocero profesional que tenga más de dos años de experiencia.