El comercio malagueño “agoniza” debido al descenso de actividad

Comercio con rebajas.

Málaga | La Federación Málaga Comercio ha propuesto una batería de medidas ante el “acusado” descenso de la actividad en un sector que, han precisado, “agoniza”. Así, la caída media de ventas en el sector de la distribución en Málaga ronda entre el 50 y el 60 por ciento con respecto al año anterior, frente al 27 por ciento de media en Andalucía.

la Federación considera necesario que haya seguridad sanitaria, “tranquilidad institucional, con acuerdo y consenso entre los partidos políticos”; ayudas a fondo perdido al empresariado para salvar sus empresas y mantener los puestos de trabajo; prolongación de los ERTE según la evolución del mercado; un año más de carencia en los créditos ICO concedidos y cinco años más para amortización o cancelación así como nuevos ICO para empresas que lo necesiten.

Asimismo solicitan “calles limpias y seguras”, formación, recuperar la confianza del consumidor y también del turismo exterior a través de campañas que incidan en los atractivos del país. También apuestan por una campaña que ponga en valor el comercio de proximidad, tanto física como multicanal, incluyendo en hostelería y con especial incidencia en los centros históricos.

Málaga Comercio reclama “apoyo total e incondicional a los centros comerciales abiertos como dinamizadores del entorno” y un plan estratégico de la ciudad “para diversificar la economía: atraer empresas e industria no contaminante y generadora de empleo”, incidiendo en que tanto la infraestructura viaria como los parques empresariales tienen capacidad de asumir nuevas empresas.

Igualmente, solicitan la “eliminación de trabas burocráticas y la agilización de trámites”, impulsar el inicio de actividades con declaración responsable y del silencio administrativo positivo. “Hoy más que nunca necesitamos seguridad jurídica y apoyo a iniciativas público-privadas”, sostienen.

Dentro de las medidas al transporte han propuesto flexibilizar “al máximo” y facilitar las operaciones de carga y descarga a los establecimientos, con flexibilidad de horarios y habilitación de espacios prioritarios, con apoyo de la Policía Local cuando sea necesario además de digitalizar, ampliar y mejorar la señalización de las zonas de carga y descarga “para optimizar y hacer más sostenible la tarea de camiones y furgonetas de reparto”.