El Senado abre la puerta a modificar los contratos de Aena con los comercios

Comercio en el Aeropuerto de Málaga. | Archivo

Redacción Madrid | El Senado aprobó ayer (con 128 votos a favor, 124 en contra y cinco abstenciones) la enmienda de Coalición Canaria dirigida a rebajar por ley los alquileres que pagan los comerciantes a Aena por los locales de los aeropuertos.

Coalición Canaria, con el apoyo del PP, incluyó la enmienda dentro de la tramitación de la futura Ley de Transporte Terrestre, que todavía debe volver al Congreso antes de su entrada en vigor, algo que está previsto que ocurra antes de final de año. No obstante, si se mantiene el apoyo de fuerzas del Senado (sólo votaron en contra el PSOE y el PNV), el Congreso validará la medida.

La enmienda de Coalición Canaria propone que Aena renuncie al cobro de las rentas entre el 15 de marzo y el 20 de junio del año pasado, en pleno confinamiento. A partir de entonces, solicita un ajuste a la evolución real del tráfico de pasajeros. Este sistema se mantendría hasta que se recupere los niveles de 2019, un horizonte que la compañía presidida por Maurici Lucena retrasa hasta 2026.

Aena cuenta con cerca de 120 inquilinos, la mayoría grupos familiares y pymes con fuertes raíces regionales, aunque el 80% de los ingresos proceden de cuatro grandes multinacionales: Dufry, Áreas, Ibersol y SSP. En el ejercicio de 2020, Aena tenía presupuestado 620 millones en ingresos comerciales.

Si finalmente se aprueba la enmienda en el Congreso, Aena deberá reajustar sus cuentas y devolver cantidades facturadas. El ente rebajó un 60% las rentas de 2020 a los inquilinos que firmaron acuerdos el año pasado, cuando la caída media de tráfico en la red de Aena fue del 72%. Este ejercicio, ha aplicado una rebaja del 50% hasta septiembre, frente a la caída acumulada del 68% con que ha cerrado agosto.