Seguridad Social aplicará este mes una subida de cuota a los autónomos que fue aprobada en 2018

Calculando la couta a pagar. | Archivo

Madrid | La Seguridad Social empezará a aplicar este mes de octubre una subida de los tipos de cotización de los autónomos aprobada en 2018 y que estaba prevista aplicar en 2020. A final de mes, pagarán entre tres y doce euros más de cuota, y es probable que vuelva a subir al año que viene.

La Seguridad Social ha anunciado que este mes de octubre los autónomos verán por primera vez reflejada en su cuota la subida de los tipos de cotización aprobada en diciembre del 2018 y que estaba prevista aplicar en 2020 pero que, hasta ahora, había quedado pendiente. Este incremento venía recogido concretamente en la disposición transitoria segunda del Real Decreto Ley del 28 de diciembre de 2018 para la revalorización de las pensiones públicas, y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo.

La norma establece el aumento progresivo de los tipos de cotización aplicables por contingencias profesionales y por cese de actividad de los trabajadores autónomos incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar. 

Así, a principios de este año, se estableció un aumento en el tipo de cotización por cese de actividad -por el que cotizan todos los autónomos desde 2019- del 0,7% al 0,8% y por contingencias profesionales, pasando de un 0,9% a un 1,1% . Esto supone un incremento de una y dos décimas, respectivamente, por encima de lo que se venía cotizando hasta ahora.

Si bien no se conocen los motivos por los que la Seguridad Social no aplicó hasta ahora este incremento total de un 0,3% sobre la base de cotización, lo que sí se sabe es que este mes lo empezará a hacer. La Tesorería advirtió a través de sus redes sociales que, a finales de octubre, todos los autónomos verán incrementada su cuota, porque “ya incluye los nuevos tipos de cotización” previstos para este año. 

Subida entre 3 y 12 euros

La cuota mensual de los autónomos se calcula a partir de un determinado porcentaje sobre la base por la que cotizan. Así, si los tipos aumentaron del 30,0% al 30,3% en 2020, esto quiere decir que la cuota que pagan cada mes también subirá.

Si, por ejemplo, el autónomo cotiza por la mínima, es decir, por una base de 944,40 euros, hasta este mes habrá pagado mensualmente a la Seguridad Social un importe de 283,3 euros, correspondientes al 30% de su base. Pero, desde ahora, aquellos trabajadores por cuenta propia que coticen por la mínima ya no pagarán el 30%, sino el 30,3%, lo que supone una cuota mínima de 286,15 euros. Es decir, la subida en este caso será de unos tres euros. 

ATA advierte que se pueden perder más de 300.000 empleos con la subida

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, aseguró que los autónomos necesitan algo más de lo que está haciendo el Gobierno.Quien piense que con los ERTEs (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) y la prestación por cese de actividad, que da 500 euros a los beneficiarios, se puede salvar la actividad de un autónomo, es que no tiene ni idea“, sentenció Amor. Desde ATA abogan porque se pongan en marcha otro tipos de iniciativas para los autónomos como una bajada del IVA a las peluquerías, al turismo, a los gimnasios, etc. También ampliar los plazos de los créditos gestionados a través del ICO, ya que muchos autónomos no podrán afrontar la devolución.

Pero, principalmente, que se bajen las cotizaciones a los trabajadores autónomos. De hecho, ésta es, junto con la vuelta del cese extraordinario y el aumento de reducciones fiscales, una de las peticiones mejor valoradas por el colectivo. En concreto, los autónomos encuestados pidieron una reducción de la cuotas a la Seguridad Social cuando la actividad caiga un mínimo del 50%, por las dificultades que tienen en estos momentos para pagarlas. 

En ATA buscan la creación de “un plan de emergencia, con vistas a un invierno muy duro, que prorrogue las ayudas existentes hasta el 31 de mayo de 2021, porque no van a ser suficientes para amortiguar la caída de la actividad”. Sobre todo, y especialmente, cuando unos 210.000 autónomos tienen actualmente sus negocios cerrados.

Se díspara la morosidad entre los autonómos

La crisis de la Covid-19 ha hecho que a los autónomos les paguen cada vez más tarde por sus productos o servicios. Según refleja la encuesta, uno de cada tres autónomos aseguraron haber sufrido morosidad en los últimos meses.

Se trata de una incidencia que es superior en cuatro puntos a la obtenida en el anterior barómetro. En concreto, el 33,2% de los autónomos encuestados reconocieron sufrir morosidad.