Se dispara el número de hoteles en venta en España por la pandemia

Hotel cerrado.

Madrid | Un total de 557 establecimientos hoteleros estaban en venta en España al cierre de octubre, casi un 19% más que en el mes de marzo, según los datos de Idealista. Sumando las cantidades que sus propietarios piden por ellos, el montante total sobrepasaría los 1.200 millones de euros.

Todas las comunidades autónomas tienen hoteles a la venta, aunque las regiones que concentran la mayor oferta son Andalucía y Cataluña, con 114 y 101 hoteles, respectivamente. Las siguientes de la lista son Castilla y León (67), Baleares (59), Comunidad Valenciana (43) y Galicia (32), mientras que en Canarias hay 26 hoteles disponibles y en Madrid, otros 19.

Analizando la evolución desde el pasado marzo, de media, en España el número de activos hoteles disponibles se ha incrementado en torno al 19%, mientras que en La Rioja el número se ha duplicado, en Baleares el aumento alcanza el 84% y en Andalucía y Galicia supera el 45%. Por encima del promedio nacional también se encuentran Canarias (36,8%), Aragón y Castilla y León (con un 20%, aproximadamente).

En cuanto a los datos provinciales, Baleares es la que cuenta con más inmuebles hoteleros en venta, al registrar 59 unidades. Le siguen Barcelona (49), Málaga (39), Girona (36), Granada (32), Alicante (20), Madrid (19), Asturias (16) y Pontevedra (15). También hay al menos diez unidades disponibles en Sevilla, Huesca, Santa Cruz de Tenerife, León, Salamanca, Valencia, Castellón de la Plana, A Coruña, Cádiz, Cantabria y Cáceres.

Por otro lado, el más caro de Andalucía se encuentra en Benalmádena, un hotel reformado y de tres plantas que alcanza 28,5 millones de euros, mientras que en Cataluña destaca uno de cuatro estrellas de Barcelona, en venta por 26,5 millones.

La falta de líquidez obliga a vender

El turismo es uno de los motores de la economía española con una aportación al PIB cercana al 13% y las restricciones para contener el coronavirus han golpeado duro en el sector hotelero.

Según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de establecimientos hoteleros abiertos cayó en octubre un 31,4%, hasta 10.597, mientras que las plazas ofertadas menguaron hasta las 781.550, el 42,1% del total.

Las pernoctaciones se desplomarón el mes pasado un 83% como consecuencia de las últimas restricciones para frenar la segunda ola de contagios. Los precios se desplomaron un 15,3% y la ocupacion fue de sólo 20,9%.

Según ha explicado Albert Grau, socio codirector de la división hotelera de Cushman & Wakefield, la falta de liquidez va a afectar a los grupos pequeños que habían confiado en hacer un verano razonable y salvar los muebles. “Ahora están en una segunda ronda de renegociar tarifas e hipotecas porque no lo habían contemplado en su plan de negocio. Si no lo logran tendrán que apostar por vender activos y ahí los que tienen las de ganar son los fondos de inversión”. Pero las cadenas medianas y pequeñas, que se han encontrado un escenario de ingresos cero unido al cierre del mercado bancario, no han corrido la misma suerte. Este escenario les va a obligar a vender activos para ganar liquidez.