El Ayuntamiento se delimita a rebajar la plusvalia a lo estipulado

Carlos Conde, concejal de Economía y Hacienda. | Ayto. Málaga

Redacción Málaga | El Ayuntamiento de Málaga va a embarcarse en la reforma del impuesto municipal sobre la plusvalía con una posición ya fijada por parte del equipo de Gobierno: en lo que está en su mano el impuesto no va a bajar, a pesar de que la nueva ley estatal lo permite. La reforma forzosa de la norma estatal sobre este impuesto, que cercenó una parte de los ingresos municipales, no le deja margen para realizar nuevas rebajas, aunque quisiera.

Así lo argumenta el Ayuntamiento de Málaga:

«Los coeficientes que se introducen para el cálculo de la cuota, conforme a los establecidos en la Ley, supondrán una reducción media del 36,82% de las cantidades a abonar (sean por compraventa o por herencia).

En cumplimiento de las previsiones contenidas en el citado Real Decreto-ley y como se señala en su exposición de motivos, con la pretensión de adecuar la base imponible del impuesto a la capacidad económica efectiva del contribuyente, tan solo se podría producir un incremento en el valor de las cuotas cuando la posesión sea inferior a 5 años y en casos en que la diferencia entre el precio de venta y el de compra sea significativo.

Ha añadido, por tanto, que con esta reducción media superior al 36% ya se ha superado el compromiso de reducción progresiva de las cuotas, no solo para las transmisiones mortis-causa, sino que también beneficiará a los actos intervivos que se verían por esas circunstancias igualmente favorecidas».

El PSOE critica al PP por incumplir su compromiso electoral 

La concejala socialista, Alicia Murillo, ha criticado al equipo de gobierno por rechazar la eliminación del impuesto de la plusvalía por herencia mortis causa, “un compromiso del alcalde, Francisco de la Torre, durante la campaña electoral de 2019 y que tras decirlo, guardó la propuesta en un cajón”. “Con esto nos queda claro que Paco de la Torre es un oportunista y un vendehúmos que no se merece estar sentado en el sillón de Alcaldía”, ha exclamado la responsable socialista. Porque la rebaja “sino una condición de obligado cumplimiento tras la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado mes de octubre que anulaba parte del articulado sobre el impuesto de la plusvalía” y que tras la modificación del tributo por parte del Gobierno central “obligada a los ayuntamientos a modificaciones en sus ordenanzas».

El equipo de Gobierno aduce que la bajada, que cifra en el 36% de media, es real y, tenga el origen que tenga, es asumida en las cuentas municipales sin compensaciones por parte del Estado. La petición de Alicia Murillo para erradicar definitivamente este impuesto no ha salido adelante siete votos en contra del PP y del concejal no adscrito, además del voto de calidad del presidente de la comisión.

La nueva ordenanza malagueña, que el Ayuntamiento quiere tener lista en abril, no hace uso de ninguna de las opciones para reducir el pago de la plusvalía. El Ayuntamiento podría rebajar la cuota tributaria de dos formas: minorando los coeficientes máximos (que se aplican en relación a los años que han pasado desde la última vez que se transmitió el inmueble) o reduciendo el valor catastral del suelo hasta un 15%. Sin embargo, ya ha explicado que no hará uso de ninguna de estas posibilidades. Por el contrario, mantendrá el coeficiente máximo y los valores catastrales vigentes. 

Hay que tener morro para adjudicarse el tanto de que sean ustedes los que bajan la plusvalía a los malagueños y al mismo tiempo pedirle al Gobierno de España que se haga cargo de la minoración de ingresos. Esto es lo de siempre. Invito yo pero pagas tú”, ha criticado Alicia Murillo.

Conde adelantó los detalles del anteproyecto, asegurando que los coeficientes que se introducen para el cálculo de la cuota ya suponen una reducción media del 36,82% de las cantidades a abonar (sean por compraventa o por herencia).

Duras críticas de la oposición

La decisión del equipo de Gobierno ha unido a la oposición en sus críticas. Los socialistas son partidarios de eliminar el impuesto en las transmisiones mortis causa. Daniel Pérez, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, ha acusado a De la Torre de “mentir” a los malagueños. “Si el señor de la Torre no cumple su promesa de eliminar la plusvalía mortis causa solo demostrará que es un oportunista y un vendehúmos que no merece ocupar el sillón de alcalde”.

Por su parte, Nicolás Sguiglia (Unidas Podemos por Málaga) acusó al alcalde de “tomar el pelo” a los ciudadanos y al PP de hacer “demagogia fiscal”, ocultando que baja impuestos a las rentas altas, pero mantienen los tributos a la “gente corriente”: “El caso de las plusvalías mortis causa es una buena muestra”.