El PSOE denuncia irregularidades en la gestión de la cafetería de Parcemasa

Cafetería de Parcemasa. | Archivo

Redacción Málaga |Durante una reunión con empleados de esta cafetería, gestionada por una empresa privada en el cementerio público de San Gabriel en la ciudad de Málaga, los concejales Carmen Martín y Pablo Orellana han tomado nota de las irregularidades cometidas en este contrato desde el año 2016. “Desde 2016 hasta diciembre de 2019, la empresa privada que explotaba la cafetería era Alma Alpujarreña, que dejó la contrata con una deuda cercana a los 300.000 euros a la Seguridad Social por los seguros de la plantilla”, ha señalado Carmen Martín, consejera de Parcemasa por el grupo socialista. A día de hoy, “son los propios trabajadores quienes pagan parte de sus seguros sociales. Es decir, parte de la deuda contraída por Alma Alpujarreña”, (falsos autonómos) ha exclamado la concejala del PSOE.

Según Martín, los trabajadores de la cafetería han informado que la empresa que tomó en diciembre de 2019 el relevo en la gestión de este emplazamiento, Good4US SL, “recibió la concesión de la anterior por un euro, no ha firmado la subrogación de ninguno de los empleados de Alma Alpujarreña, mantiene a 10 trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo y ha bajado sueldos y derechos laborales a la mínima expresión”. Hay que señalar que el contrato que ganó Alma Alpujarreña tiene una duración de cinco años, expirando en 2021.

El pasado 3 de enero, 17 de los empleados de la cafetería entregaron en el Registro del Ayuntamiento un escrito en el que describieron punto a punto la controvertida actuación de Good4Us, “que tras un año de gestión aún no ha enviado a los trabajadores documento alguno que certifique la subrogación empresarial ni el motivo por el que la paga de diciembre de 2019 aún no ha sido abonada, pese a que la actual se comprometió a ser quien la pagara a sus trabajadores”, según la edil socialista.

Por su parte, el concejal socialista Pablo Orellana ha criticado que Good4Us “ha dejado de dar el servicio de cafetería nocturno, dejando a los usuarios de Parcemasa sin un servicio primordial durante los velatorios, además de incumplir reiteradamente el pliego de condiciones del contrato de gestión, que exige la apertura 24 horas. De hecho, los empleados “temen que se modifique el pliego y que la plantilla que actualmente se encuentra en ERTE no recupere su puesto de trabajo al estar cerrada por las noches, mientras que exigen el pago de los atrasos en sus nóminas, por valor de más de 46.000 euros”.

Impago de las nóminas

Concretamente, “la empresa Good4US ha dejado de pagar la incapacidad temporal a uno de los trabajadores, que ha demandado a Parcemasa como empresa principal por el impago de más de 8.300 euros; hay trabajadores con exceso de trabajo en las horas de actividad mientras que gran número de ellos se encuentran aún en situación de ERTE con la excusa de la pandemia por coronavirus”, ha informado Orellana. “Aún no han cobrado la paga de diciembre de 2020 y desde la dirección animan a los empleados que pidan una excedencia voluntaria para incorporarse a otro negocio de hostelería de la cadena. Finalmente, la dirección de Good4US les ha amenazado a quienes no pidan esta excedencia con despedirlos tras pedir un Expediente de Regulación de Empleo (ERE)”.

El edil socialista ha señalado que Good4Us “incumple el convenio de hostelería al no abonar a su plantilla conceptos como la nocturnidad, el trabajo en días festivos y un plus de distancia, además de la antigüedad que han sido suprimidos al traspasar la gestión de la cafetería desde Alma Alpujarreña hasta la actual concesionaria”. Según el socialista, “los empleados han intentado solucionar este conflicto de manera amistosa con la empresa. Curiosamente, la asesora laboral de Good4US es la misma asesora laboral de Parcemasa”, por lo que el edil socialista interpreta cierta connivencia de la gerencia de la empresa pública con la actual contrata, “a la que se le permite descaradamente la eliminación de conceptos salariales que legalmente corresponden a los trabajadores según el convenio colectivo, además de otros derechos adquiridos”.

Orellana se ha puesto del lado de los trabajadores de la cafetería porque la empresa está incumpliendo claramente el convenio de hostelería, al no respetar horarios de descanso, no ha abonado la extra de Navidad ni en 2019 ni en 2020 y está rebajando los derechos laborales. Pedimos al alcalde que tome cartas en el asunto y que revierta inmediatamente esta situación inaceptable en uno de los servicios esenciales en unas instalaciones tan importantes como el cementerio de la ciudad de Málaga”, ha zanjado.