L’Hermitage hace un amago por poner el proyecto en Málaga

Proyecto HErmitage en Barcelona. | Archivo

Redacción Barcelona / Málaga | La pugna que mantienen los promotores del Hermitage, avalados por el Port de Barcelona para desplegar su equipamiento en terrenos portuarios, y el ayuntamiento, decidido a impedir su creación en dicha ubicación basándose en la presunta falta de un «proyecto cultural».

Los impulsores del museo han anunciado un recurso de reposición ante el consistorio en el que alegan falta de legitimidad de este para vetar su proyecto por invadir competencias de la Autoridad Portuaria, incumplir la ley catalana de museos y vulnerar incluso la legislación europea. El nuevo presidente del Port, Damià Calvet, ha añadido después que también han recurrido la negativa municipal. (Esto en Málaga suena a la Torre del Puerto).

El Ayuntamiento de Barcelona no quiere el Museo en la Barceloneta

El Museo Hermitage Barcelona rebate los fundamentos jurídicos de la denegación de la tramitación de un convenio entre el ayuntamiento y el Port de Barcelona según acuerdo de la comisión de gobierno del consistorio por una interpretación «contraria a derecho» del Plan Especial de la Nueva Bocana (PENB) del puerto barcelonés, han detallado.

El informe técnico del Ayuntamiento de Barcelona dice que «Sobre la ubicación, los expertos coinciden sobre los riesgos de seguridad, ya que esta en una zona muy frágil. Ya que se ha visto amenzado por un temporal aumentando el nivel del mar, ya que nos ha avisado de desperfectos en el Hotel Vela y una tienda Desigual».

Poco después, la teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha anunciado la interposición de un recurso contra la concesión del Port para el desarrollo del proyecto del Hermitage aprobada en el consejo de administración de la autoridad portuaria del pasado mes de mayo.

Ubicaciones alternativas. | TV3

Desde el Hermitage, intentan alcanzar un acuerdo antes de recurrir a la batalla judicial, aducen. Mientras que tanto Calvet -que releva a Mercè Conesa- como Sanz se han mostrado favorables a acercar posiciones para desencallar el conflicto y encontrar soluciones.

Los promotores del museo debían presentar un protocolo de colaboración con el Gran Teatre del Liceu al Puerto de Barcelona que avalara la construcción del espacio. Estos han pedido no presentarlo y el Port lo ha aceptado. Pero la decisión no ha sentado nada bien al Ayuntamiento de Barcelona que mantiene que «no hay proyecto cultural» que justifique su construcción en la Ciudad Condal.

El edificio ha sido diseñado por el famoso arquitecto Toyo Ito y se construirá en un solar de 3.240 metros cuadrados al lado del Hotel Vela, en el Puerto de Barcelona. La previsión era -antes de la pandemia – que el museo abriera sus puertas en 2022. La fecha está a la vuelta de la esquina.

El Puerto de Barcelona, donde se deberán realizar las obras para acoger el edificio, es claramente partidario y mantiene la pugna con Colau desde hace años. También lo respaldan más de 80 entidades locales y asociaciones de vecinos de Barcelona han mostrado el apoyo al Hermitage de Barcelona y piden a las administraciones implicadas, el Ayuntamiento y el Puerto de Barcelona, que faciliten la llegada de la instalación en la ciudad. Creen que aportará más beneficios que problemas: «Estamos convencidos de los beneficios culturales, sociales, económicos que revertirá el Hermitage en este espacio urbano», afirman.

El Museo Ruso en Barcelona

Un grupo de inversores privados anunciaba en 2012 su interés por abrir un satélite del famoso museo de San Petersburgo en Barcelona. De esta forma, en la pinacoteca de la ciudad condal se podrán ver múltiples obras cedidas por el museo ruso.

La iniciativa ha generado dudas al Ayuntamiento de Ada Colau. El consistorio se queja de que «carece de proyecto cultural» al tratarse de un satélite del museo de San Petersburgo que acogerá obras del primero. Lo avala mediante varios informes que ha elaborado junto a comisarios culturales de la ciudad.

Las entidades han formado la asociación Més Cultura per Barcelona, que aglutina a entidades como la Cambra de Comerç de Barcelona, Foment del Treball, la Asociación de Vecinos de la Barceloneta o el Gremio de hoteleros de Barcelona, entre muchas otras del tejido asociativo barcelonés. La idea de convertir Barcelona en un Hub Cultural que transite del turismo low cost a un visitante más selecto agrada a empresarios y vecinos.

Mientras, los promotores de L’Hermitage no se dan por vencidos y pondrán en marcha la vía judicial contra el Ayuntamiento. También se han desmarcado de la oposición al museo sus socios de gobierno, el grupo municipal del PSC.

Málaga se posiciona como alternativa

Los promotores del museo Hermitage en Barcelona han abierto (tampoco la han cerrado) la puerta a llevar el proyecto a Málaga capital después del rechazo a facilitar la iniciativa situada en la Nueva Bocana del Puerto.

Fuentes municipales han confirmado a Europa Press el contacto de los promotores del Hermitage de Barcelona con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. (?)  Al parecer, el Consistorio habría planteado distintas opciones donde podría encajar el proyecto, aunque los responsables de la iniciativa han mostrado preferencia por el puerto (Torre del Puerto, tipo CaixaForum como la Torre Pelli de Sevilla).

La ubicación en el puerto sería en la zona del muelle de San Andrés, junto a la parcela en la que está prevista la construcción del auditorio (!). No obstante, no sería, al parecer, la única ciudad que podría acoger este museo, si, finalmente, no se lleva a cabo en la ciudad Condal.

Málaga ha potenciado en los últimos años la oferta cultural y museística con importantes espacios como el Centre Pompidou Málaga o la Colección del Museo Ruso, (Bad milk).