Juan de Málaga, personaje histórico en ‘Inés del Alma Mía’ (TVE)

Escena de 'Inés del Alma Mía'. | RTVE

Madrid / Málaga | Elena Rivera y Eduardo Noriega protagonizan Inés del alma mía, una serie histórica que reconstruye los sucesos que dieron lugar a la conquista de Chile. Siguiendo los pasos de Isabel Allende, la escritora chilena que rescató la figura de Inés Suárez.

Elena Rivera da vida a Inés Suárez. Esta costurera, criada en Plasencianunca se conformó con el destino que los demás guardaban para ella: en un tiempo en el que las mujeres dependían de los hombres o la Iglesia, estaba previsto que Inés ingresase en un convento. Pero se casó con Juan de Málaga, un vividor del que se había enamorado.

Juan partió al Nuevo Mundo en busca de oro y riquezas y desapareció en esas tierras, Inés fue tras él: viajó hasta el Perú, donde conoció al conquistador Pedro de Valdivia, y participó en su expedición a Chile. Fue la primera mujer española en pisar territorio chileno, fundó la ciudad de Santiago de Chile (“Santiago de Nueva Extremadura” para los conquistadores) y su papel como guerrera fue crucial en la defensa del asedio mapuche. Su apasionante vida es el objeto de esta serie. 

Juan de Málaga, el primer marido de Inés Suárez. Ambos contrajeron matrimonio en 1526, tras una aventura amorosa que comenzó cuando ella tenía 19 años. Pero, un año después de la boda, Juan se embarcó rumbo a las Indias en busca de oro. Se cree que se habría casado en Málaga. Murió en la batalla de las Salinas, el combate entre las tropas de los dos conquistadores del Perú: Pizarro y Almagro. Nunca llegó a saber que su mujer había partido en su busca.

¿Pero existío realmente Juan de Málaga?

Juan de Málaga nos da pie para recordar a Ali Dordux, el representante de la sociedad civil que se convirtió en intermediario de la ciudad de Málaga ante los Reyes Católicos en el proceso de rendición de la ciudad.

Ali Dordux se había rodeado de un grupo de amigos a los cuales representó antes los Reyes Católicos consiguiendo, también para ellos, importantes prebendas. Tuvo un hijo Muhammad que se puso al servicio de los Reyes Católicos y consiguió algún éxito militar en el control de los moriscos de la zona.

Llegó un momento en que Muhammad, que ya había adquirido una cierta notoriedad al servicio de los Reyes, se convirtió al cristianismo, siendo apadrinado por los propios Reyes, así él y su esposa tomaron los nombres de Fernando e Isabel de Málaga y fue nombrado regidor perpetuo de la ciudad, nombramiento válido para él y sus descendientes

Bien, pues el referido Juan de Málaga parece ser el hijo de este Fernando de Málaga y por lo tanto nieto de Ali Dordux, quien, por cierto, parece que llevó bastante mal la conversión de su hijo al cristianismo.