Las asociaciones de periodistas se unen contra el control político

Microfonos de medios de comunicación. | Archivo

Redacción Madrid | La libertad de información está en tela de juicio. Por este motivo, varias asociaciones de periodistas –FAPE, APM y APP- se han unido para mostrar su rechazo a las pretensiones de algunos políticos para decidir qué preguntas puede hacerles un periodista, tal y como ha sucedido recientemente en el Congreso de los Diputados.

Estas organizaciones entienden que esta pretensión es un “claro e intolerable atropello al libre ejercicio del periodismo”. Reivindican la labor periodística y recuerdan que las fuentes pueden negarse a responder a las preguntas . Sin embargo, no pueden decidir quién puede preguntarles y qué preguntas debe hacerles.

Recuerdan también el Código Deontológico y la labor del periodista, quien “reconocerá y respetará a las personas físicas y jurídicas su derecho a no proporcionar información, ni a responder a las preguntas que se les formulen, sin perjuicio del deber profesional de atender el derecho de información de los ciudadanos”.

Desde FAPE, APM y APP recuerdan  que todo obstáculo a esta función supone una vulneración de la libertad de información. Además, insisten en que los periodistas tienen también la obligación de mantener una conducta responsable ceñida a la ética y deontología de la información.

Las tres asociaciones han constatado que avanza en la profesión una corriente que busca fomentar el enfrentamiento entre profesionales y entre medios de comunicación. Por ello, alertan de que esta conducta solo beneficia a quienes persiguen debilitar el periodismo con fines “espurios”, por lo que hacen un llamamiento para imponer el respeto mutuo entre profesionales y fuentes.