Mediapro denuncia un presunto agravio de la RFEF en la adjudicación de los derechos de la Copa del Rey

Logotipo de la Copa del Rey.

Barcelona | Mediapro asegura que su oferta superaba los 100,5 millones. Sin embargo, el pasado 8 de noviembre la RFEF anunció la adjudicación a Mediaset por 80 millones de euros.

Mediapro explica que, tal como solicitó la RFEF, dividió su oferta en tres lotes: más de 40,5 millones por los derechos para España y 60 para los derechos para Europa y el resto del mundo. El grupo presentó esta oferta en la segunda ronda de ofertas convocadas por la RFEF, la última en la que participó tras abandonar la puja y denunciar la «falta de voluntad» y el «criterio discrecional en abuso de su posición de dominio» de la entidad presidida por Luis Rubiales.

La RFEF anunció que había adjudicado los «derechos en España y parte de Europa y parte del resto del mundo por un importe global cercano a los 80 millones de euros». A la vista de esas cifras, y aunque la Federación espera superar los 100 millones, Mediapro entiende que «la cifra ofertada en la segunda ronda superaba las expectativas expresadas por la RFEF».

Decisión lesiva para sus intereses

Mediapro cree que la decisión de la RFEF de no adjudicarle los derechos «ha sido gravemente lesiva para sus propios intereses así como, sobre todo, para los de los equipos participantes que son acreedores de más del 90% de los importes recaudados». El grupo explica su postura: «Tras la inexplicable declaración como desiertas de dos rondas de ofertas, Mediapro decidió apartarse de un proceso carente de la mínima transparencia y defender sus derechos ante las autoridades públicas competentes«.

Lo ha puesto en manos de su asesoría judírica

Mediapro anuncia que ya ha puesto en manos de su asesoría jurídica todo lo sucedido en este proceso, con el propósito de que «tanto la RFEF como las personas responsables de las decisiones adoptadas por está institución hagan frente a las reclamaciones que procedan por los perjuicios causados a este Grupo«.