Adif se compromete acelerar las obras de electrificación del tramo Ronda-Bobadilla

Travíesas sobre un puente. | Archivo

Algeciras / Madrid |  La presidenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Isabel Pardo de Vera, se ha comprometido a acelerar todo lo posible los trabajos previstos en la vía férrea, que en los últimos meses se han visto alterados por el trámite ambiental del proyecto de electrificación del tramo Ronda-Bobadilla y sufrirán además un retraso incalculable por la crisis sanitaria.

El pasado abril se conoció que la electrificación del tramo Ronda-Bobadilla tiene que someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria, en lugar de una tramitación simplificada, un proceso necesario para seguir adelante con la actuación y que supone retrasar durante meses los planes de Adif. En cualquier caso, la entidad pública afirma que ha dado prioridad a todas las licitaciones y redacciones de proyectos que no estén afectados por ese obstáculo una vez que ha sido posible en el estado de alarma por el coronavirus que los ha mantenido paralizados. 

Pardo de Vera ha explicado a los representantes del Campo de Gibraltar que el cambio de procedimiento proviene de un informe previo negativo, elaborado por la Junta de Andalucía, concretamente por la Delegación Territorial de Medio Ambiente, en el que se apoya el ministerial. Se refiere principalmente a la afección a las Lagunas de Campillos, Reserva Natural y sitio Ramsar de importancia internacional, integrado por un conjunto de 6 lagunas: Dulce, Salada, Camuñas, Capacete, Cerero y Redonda, donde se contabilizan hasta 89 especies de aves distintas. 

Lozano ha destacado que “una vez realizado el informe ambiental, deberá ser valorado y analizado por la Junta de Andalucía y por el propio Ministerio de Transición Ecológica”. El presidente mostró su confianza en que todas las actuaciones se realizarán de forma coordinada entre administraciones, superando el problema existente y resaltó que “se está sustituyendo diésel por electrificación y, por ello, hablamos de una línea que dejará de ser contaminante”.

Gerardo Landaluce explicó que la actual situación está “centrada en tres lineas de acción”. “Hemos actualizado los trabajos de la infraestructura que representa el cuello de botella Algeciras-Bobadilla, con un enfoque más amplio, y la necesidad de apartaderos adicionales entre Bobadilla y Córdoba para poder montar convoyes de 750 metros de longitud que nos permita tener un ferrocarril de mercancías competitivo”, continuó.

 “También hemos revisado otras líneas de trabajo fundamentales como son los nodos logísticos y las propias terminales ferroviarias, para potenciar la de mercancías de Guadarranque, en San Roque, y también participar en futuros proyectos como la de Vicálvaro, en Madrid. Adicionalmente hemos revisado oportunidades como los nuevos proyectos de autopistas ferroviarias entre Algeciras-Madrid-Zaragoza, que va a transformar la intermodalidad del tráfico de camiones y consolidarnos en un futuro como líderes del tráfico de mercancía rodada intercontinental Europa-África”, explicó.

El presidente de la Cámara de Comercio de Algeciras, Carlos Fenoy considera como “proyecto estratégico para el país” que les ha sido trasladada desde Adif y que en la práctica supone adelantar aquellos aspectos de la modernización que no se vean afectados por el trámite ambiental para ponerlos en marcha “en cuanto sea posible”.