Ecologistas en Acción denuncia ante la Fiscalía la quema de residuos en Cuevas Bajas

Vertedero de Cuevas Bajas. | Ecologistas en Acción

Cuevas Bajas |Ecologistas en Acción ha presentado ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga y el SEPRONA una denuncia  por delitos contra el medio ambiente y daños al dominio público hidráulico consistentes en incineración ilegal y vertido de residuos al cauce público del Río Genil, así como a humedales aledaños del municipio de Cuevas Bajas (Comarca Nororiental de Málaga), todo ello agravado por los perjuicios contra la salud pública que las actividades denunciadas puedan estar generando a la población.

La denuncia hace alusión al incumplimiento de la Ley Básica de Residuos 22/2011, del Decreto de Vertido de Residuos 1481/2001 y del Decreto de Reglamento de Residuos de Andalucía 73/2012.

Según denuncia Ecologistas en Acción, el vertedero de Cuevas Bajas, gestionado por la empresa Reciclados Espejo S.L., estaría quemando toneladas de residuos de todo tipo, entre ellos muchos de alta toxicidad como neumáticos, bidones, garrafas de productos fitosanitarios, aceites para vehículos y láminas de fibrocemento de amianto (uralita).

Estos materiales se incineran a solo 50 metros de distancia de viviendas, un depósito de agua municipal y varios almacenes, y generan grandes columnas de humo tóxico que son visibles hasta a 20 km de distancia del municipio. La asociación ha recibido quejas que certifican hasta tres días de incendios continuados de residuos, algunos de los cuales podrían estar siendo vertidos a humedales cercanos.

Según los testimonios de los vecinos, cada viernes desde al menos otoño de 2018, grandes camiones procedentes de varios puntos de la provincia recorren el carril terrizo hasta este vertedero para descargar toneladas de residuos, muchos de ellos de alta toxicidad, que  están siendo eliminados (presuntamente) de forma incontrolada y sistemática.

El vertedero se sitúa en el Paraje de los Gredales, muy cercano al arroyo de Los Pedernales, tributario del río Genil. Por su proximidad, el vertedero ha sido relacionado con el vertido de residuos a los humedales cercanos al Genil, especialmente en el conocido como “Lago de los Fernández”, en el que se han constatado volcados de escombros, fibrocemento (uralita) y aceites, entre otros, que terminan con toda la flora y fauna autóctona.

Se trata de una zona natural por la que pasan varias rutas de turismo natural, senderistas y otras actividades deportivas. Además, son hogar de numerosos y variadas aves (martín pescador, avión zapador, golondrina, águilas pescadoras…); peces (barbo gitano, boga de río, trucha común…); anfibios (gallipato, sapillo pintojo…); y reptiles (lagarto ocelado o culebra viperina). Muchas de estas especies reconocidas como vulnerables e incluidas en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas (CAEA), cuya existencia se ve aún más perjudicada por las quemas y los vertidos.

Ecologistas ha dado un paso adelante al denunciar estas posibles acciones delictivas que ponen en riesgo la biodiversidad del entorno y la salud pública de la población de la zona y de aquella población no autóctona que participa en las actividades de carácter turístico/deportivo en las zonas cercanas al recinto de quemas y vertidos.

La denuncia incluye un posible delito de malversación de caudales públicos por parte de la empresa, que ha eludido la compra de maquinaria de residuos pese a contar con subvención pública.

También pide que se investigue una posible relación de amistad entre el mando del SEPRONA de la zona y la empresa adjudicataria de la gestión de residuos. Así como posibles delitos de prevaricación ambiental que, por acción, omisión y/o dejación de funciones puedan ser atribuibles a autoridades públicas que hayan podido facilitar o no impedir los hechos denunciados.