Se inician las obras de mejora del acceso a Antequera desde la A-7282

Carretera A-7282 altura de la Peña de los Enamorados en Antequera.

Antequera | Marifrán Carazo, consejera de Fomento de la Junta de Andalcía ha asistido este lunes al inicio de las obras de mejora de los accesos a Antequera en la carretera A-7282 (circunvalación), proyecto que incluye la construcción de un tramo recto y una glorieta en el actual desvío próximo a la estación de ferrocarril de este municipio malagueño. Las obras se ejecutarán con la carretera abierta al tráfico, ocupando un sólo carril, por lo que no será necesario desvíos provisionales. De esta forma, el nuevo Gobierno andaluz desbloquea y ejecuta una actuación prometida por los anteriores ejecutivos socialistas desde hace 21 años.

Carazo ha destacado que con el inicio de esta obra se cumple con uno de los compromisos más importantes del nuevo Gobierno andaluz con el municipio de Antequera y se pone en marcha una reivindicación histórica de los antequeranos. La carretera A-7282 es una de las principales vías de conexión de Antequera. En sus inicios fue proyectada como una circunvalación, pero el crecimiento urbanístico del municipio ha terminado por convertirla en ronda urbana. El trazado completo de la carretera, de dos carriles de circulación por sentido, no se llegó a materializar debido, entre otras cuestiones, a la existencia en la zona de restos de una villa romana, por lo que, entre los kilómetros 12 y 13 se ejecutó un trazado provisional que, a la larga, se ha convertido en un cuello de botella y un punto conflictivo para el tráfico de la zona, donde se han producido varios accidentes.

Además del estrangulamiento para el tráfico existente entre los puntos kilométricos 12 al 13, el firme de la carretera presenta un envejecimiento generalizado con numerosas roturas del mismo principalmente en forma de cuarteo. Igualmente, los técnicos han detectado desgaste superficial dando lugar a un pavimento que ofrece poca adherencia, lo que provoca una merma en la seguridad vial de la carretera.

La obra que se ha iniciado este lunes se centra en cuatro kilómetros (del punto kilométrico 10 al 14), que coincide además con el final de la carretera con la intersección en forma de glorieta con la carretera Antequera-Zalea (A-343). Las actuaciones consisten en la duplicación de carriles entre las glorietas existentes en los puntos kilométricos 11,950 y 12,650; la construcción de una glorieta en el 12,400 de intersección con el camino de la Campsa; y la rehabilitación estructural del pavimento con reparaciones previas de las roturas. Además, se procederá al repintado de las marcas viales; la colocación de captafaros de tipo ojo de gato en el pavimento; la elevación de la barrera de seguridad metálica y la colocación de una barrera nueva si fuese necesario. Por último, se repondrán la mayoría de las señales verticales de circulación, así como de los hitos de arista y balizas cilíndricas deteriorados; se procederá al desbroce de vegetación en los márgenes de la carretera y se acometerá la limpieza de las cunetas de la vía.

La obra tiene un plazo de ejecución de 12 meses. Los trabajos de refuerzo del firme se realizarán ocupando un sólo carril, lo que permitirá dar paso al tráfico en ambos sentidos de forma alternativa, sin tener que poner en marcha desvíos provisionales. El tramo nuevo se acometerá fuera de la calzada, salvo en el último momento en que se conectará la obra nueva al tramo reforzado.