El tramo de carretera entre Nerja-Almuñécar (GR) sigue apareciendo con un mayor índice de pelígrosidad

Punto 'negro' de accidentes en la carretera entre Nerja y Almunécar. | Archivo

Redacción Málaga | El tramo de la antigua N-340 entre Maro y La Herradura ha registrado siete accidentes en tres años, en su gran mayoría motoristas, dejando seis heridos graves y un fallecido.

La antigua N-340, en el tramo que discurre entre Nerja y Almuñécar (Granada), lleva al menos una década apareciendo en las estadísticas de siniestralidad vial que elabora anualmente el Real Automóvil Club de España (RACE), como una de las vías más peligrosas del país, con una alta siniestralidad, especialmente entre los motoristas. Así, en el último informe publicado por esta entidad, el ‘EuroRAP 2020’, vuelve a colarse en el ‘top ten’.

El trazado entre los puntos kilométricos 296,4 y 312,9 es la sexta carretera con el mayor índice de peligrosidad, con una puntuación de 93,6. En el caso del tramo entre la pedanía nerjeña de Maro – La Herradura, ya en la provincia de Granada, se trata de una vía que es muy frecuentada por los motoristas, especialmente los fines de semana, lo que provoca que sean frecuentes los accidentes. Según la estadística del RACE, en los tres últimos años se han registrado en este tramo siete siniestros importantes, con seis heridos de gravedad y una víctima mortal.

Este tramo es competencia del Ministerio de Fomento. Desde este punto, el vial presenta muchas pendientes y curvas, al atravesar el abrupto paisaje que conforman la confluencia del parque natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama con el paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo.

Carretera abandonada por las intituciones

El comienzo del tramo, en el pk 294,500 de la N-340  (transferida al Ayuntamiento de Nerja). Los primeros metros enlazan la nacional con el camino que desciende a la cala Barranco de Nerja. La zona se encuentra rodeada de campos de cultivo y algún invernadero. la maleza invade la calzada y deja poca anchura para circula. Sin hablar del malogrado firme, más en este lugar, tremendamente irregular y con la maleza invadiendo los bordes de la calzada.La vegetación sigue invadiendo la calzada por ambos lados, especialmente el izquierdo, dejando la calzada con una anchura no muy superior a un solo carril.

A estas alturas, dicho tramo ya no debería existir, pues desde febrero del 2005 debía estar desdoblado, según las previsiones que hizo el Ministerio de Fomento cuando se iniciaron las obras de prolongación de la A-7 desde Nerja hasta La Herradura. En la inmensa mayoría de estos 16,6 kilómetros kilómetros está prohibido adelantar, hay sendos carteles donde se informa de “curvas peligrosas”, se recomienda moderar la velocidad. Lo saben bien los numerosísimos vehículos que encuentran en este tortuoso trazado otro ‘terror’ añadido: los constantes embotellamientos y el tráfico lento.

Características de los tramos de Riesgo Elevado

Se han localizado un total de 50 tramos de Riesgo Elevado, de los cuales 9 son tramos “Negros”, considerados de Riesgo Alto para la seguridad de sus usuarios y que suman un total de 117,1 Km. En estos tramos se han producido 234 accidentes mortales que han dejado 72 fallecidos y 227 heridos graves durante el periodo en estudio, lo que supone una media anual de 78 accidentes mortales y graves, 24 fallecidos y 76 heridos graves. La Intensidad Media en estos tramos es de 4.095 vehículos al día.

Al analizar la distribución del riesgo en los tramos de la Red de Carreteras del Estado en función de la tipología de calzadas que dichos tramos presentan, se observa que más del 15% de los tramos de la red con una sola calzada tienen Índices de Riesgo Alto o Medioalto, frente al 0,37% de los tramos de dos calzadas. También se observa la influencia del desdoblamiento de la calzada sobre la accidentalidad en el hecho de que 49 de los 50 tramos de Riesgo Alto pertenecen a tramos de carretera de calzada única.