Vélez-Málaga regula que en los locales que se puedan celebrar actuaciones músicales

Música en directo. | Archivo

Vélez-Málaga | El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Jesús Pérez Atencia (GIPMTM), ha informado en la mañana de este lunes que la Junta de Gobierno Local ha aprobado la implantación en el municipio de la normativa que ampara y regulará, tras el confinamiento, la celebración de actuaciones de pequeño formato en locales y terrazas de la ciudad aportado por el Decreto 155/2018.

Para Atencia, “el objetivo de esta implantación es dinamizar la vida en los locales de hostelería bajo una regulación que marca los límites que los hosteleros deben conocer, equilibrando el descanso y el ocio con actuaciones de pequeño formato que sirvan para dinamizar la economía y el tejido empresarial de nuestro municipio”.

De este modo, podrá autorizarse la instalación de terrazas en cualquier tipo de establecimiento de hostelería y de ocio, en el nuevo concepto más amplio aportado por el Decreto 155/2018, es decir, no solamente en bares, restaurantes, autoservicios, cafeterías y bares-quioscos, como hasta ahora, sino incluso en pubs, discotecas y bares con música.

Siempre estableciendo determinadas garantías para preservar el derecho al descanso de los vecinos (estudio acústico de la zona, posibles limitadores, materiales aislantes para toldos si el PGOU lo permite, etc)”, señaló. Es importante saber, continúa Atencia, que “para preservar la salud de los vecinos y como medidas contra la contaminación acústica, se limitan las zonas en las que son autorizables las terrazas destinadas al consumo de bebidas y comidas tanto en establecimientos de hostelería como de ocio y esparcimiento”.

Las autorizaciones para terrazas podrán ser de temporada o por años naturales completos (no por once meses como hasta ahora). Se elimina la obligación de desmontar la terraza un mes al año. La renovación de las autorizaciones se efectuará mediante simple comunicación en los dos primeros meses del año, siempre que no se hayan causado molestias a vecinos y se haya cumplido la normativa. Se establece el silencio administrativo positivo: si el Ayuntamiento no resuelve en un plazo, se entiende renovada la autorización.

En cuanto a los chiringuitos, el edil señaló que “los establecimientos situados en el dominio público marítimo-terrestre, tales como chiringuitos o quioscos, gozarán del mismo régimen que el resto de establecimientos, si bien deberán ser autorizados previamente por el titular de dicho dominio público”.

Se admite la posibilidad, con carácter excepcional y siempre motivadamente, de autorizar la instalación en las terrazas de equipos de música o audiovisuales, así como actuaciones en directo de pequeño formato, por un período no superior a cuatro meses dentro del año natural. El interesado deberá presentar un estudio acústico de la zona, y justificar que el impacto de la actividad no genera molestias a los vecinos.

Finalmente, Atencia habló que tambiénse contempla la posibilidad de utilizar otro tipo de materiales para toldos (tipo lumón), si las normas urbanísticas del PGOU lo permiten. Se prevé la posibilidad de ampliar las limitaciones de ocupación, en caso de estado de alarma, para facilitar la actividad económica”.